Psicología

El autoamor es lo primero, ¿sabes cómo conseguirlo?

El autoamor es lo primero, ¿sabes cómo conseguirlo?
Fotolia

Nos han hecho creer que estamos destinados a conocer el amor eterno de la mano de otra persona, pero siempre se debe empezar por quererse a uno mismo

Olatz Barbarias
OLATZ BARBARIAS

Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo invisible, el cual se podrá tensar o enredar, pero nunca se podrá romper ni podrá desaparecer. Según esta leyenda, este hilo asegurará que dos personas destinadas a conocerse se encuentren, a pesar del tiempo y de la distancia. De esta manera, se irá decidiendo el futuro y los encuentros de cada uno, conectando así a los amores eternos y profundos.

Como esta leyenda, hay muchas más, que junto con libros, películas, y series, nos han hecho creer que estamos destinados a conocer el amor eterno de la mano de otra persona, sin el cual no estaremos completos ni llegaremos a la plenitud.

Sin embargo, todas estas historias tienen algo en común: en todas ellas se olvidaron de mencionar que el amor comienza en uno mismo. Y es que el autoamor es el más importante de todos, pues es en uno mismo donde radica el amor profundo y eterno.

También es importante recordar en este punto que todas estas historias a la vez que desfavorecer la autovalía y el amor propio, fomentan la dependencia emocional, esto es, la creencia irracional de que necesitaremos de otra persona para ser uno mismo, y que sin esa persona no podré estar ni ser.

Por todo ello, es importante recordar unas pautas que fomenten una relación saludable con uno mismo:

1

El autoamor no es egoísmo

Primero es necesario querernos, para después poder compartir nuestra vida con los demás.

2

No significa descuidar al otro

Hacer actos de amor hacia ti es cuidarte y esto poco tiene que ver con descuidar al otro.

3

¡Cuidate!

Recuerda que para estar bien con el resto primero tienes que estar bien tú, y para eso es necesario que te cuides.

4

Dependencia emocional

Necesitar de otra persona para ser feliz no es amor, es dependencia emocional. Amor es ser tú, con o sin otras personas.

5

¡Tú decides!

Está bien que decidas compartir tu vida con una pareja, pero también está bien que así no lo quieras. Quien decides eres tú.

6

Ser feliz depende de ti

Recuerda que puedes ser feliz por ti mismo o en compañía. Elijas lo que elijas está bien.

7

No es lo mismo querer que necesitar

Diferencia entre «necesitar» estar con otra persona, de «querer» estar con otra persona. Desde dónde hagas la elección marca una gran diferencia, y es lo que podrá situarte en una posición de dependencia.

8

No existen las medias naranjas

No hay una media naranja que te complete, ni un hilo rojo que te lleve a otra persona. Asegúrate de estar tu completa, y que ese hilo rojo, de existir, primero te lleve a ti.

9

Tú es lo mejor que tienes

Cuídate y aprende a estar contigo, al final de todo es con quien tendrás que compartir el resto de tu vida.

10

Pide ayuda profesional

Por último, si te identificas en una relación dependencial, o sientes que buscas el amor fuera en vez de dentro, dejándote a un lado y sintiéndote bien sólo cuando estás en compañía, recuerda que puede ser de gran ayuda acudir a un especialista de la psicología para trabajar en ello y que consigas estar bien cuando estás contigo.