Vestidos para ser la invitada perfecta... ¡y no quitártelos en todo el verano!

Vestidos para ser la invitada perfecta... ¡y no quitártelos en todo el verano!

Esta semana os muestro distintos estilismos para lucir en eventos especiales, pero que combinados con prendas más desenfadadas pueden resultar muy ponibles

Almudena Blanco
ALMUDENA BLANCO

¡Hola a todas! Una semana más me vuelvo a pasar por aquí para compartir mis looks y algunos truquillos sobre moda que espero que os sean útiles. Si el pasado sábado os proponía tres estilismos diferentes con la minifalda como protagonista, en esta ocasión luzco distintos vestidos para poder acudir a un evento como una comunión o un bautizo, pero además resultan muy ponibles en cualquier otro momento. Solemos acudir a este tipo de actos mucho más arregladas y luego la ropa que hemos comprado para ese día especial acaba colgada en el armario. Así que está bien recurrir a este plan B para que podamos dar uso a los vestidos tanto por el día como por la noche durante los próximos meses, en los que esperemos que el tiempo nos lo permita.

Vestido rojo, ¿con tacón o con zapatillas?

En este primer look llevo un vestido corto rojo, estilo túnica y bastante flojo, que podéis combinar con un zapato de tacón. Yo me lo he puesto con unas sandalias doradas y un bolso a juego para conseguir un look más sofisticado. Si queréis marcar un poco la cintura le podéis añadir un cinturón. Yo me lo he querido poner también con unas zapatillas Converse para que veáis como se le puede dar un toque más desenfadado. ¿Cómo os gusta más? El vestido es de Zara, el bolso y las sandalias de Michael Kors y las gafas de Chanel.

De amarillo, el color de la temporada

En este segundo look os propongo un vestido plisado de cuello halter de color amarillo. Este vestido es evasé, por lo que es ideal si no se quieren marcar los muslos ni la cintura. Al igual que en el anterior estilismo, si queréis marcar un poquito más la silueta, basta con añadirle un cinturón.

El color amarillo se asemeja bastante al flúor, una de las tendencias de esta temporada. Además, resulta muy favorecedor cuando hemos tomado los primeros rayos de sol y tenemos la piel bronceada. El vestido es de Zara, las sandalias de Bimba y Lola, el bolso de Victorio&Luccino y las gafas de Chanel.

Un vestido negro, un básico que nunca falla

El vestido negro es un básico que no puede faltar en mi armario. En esta ocasión, es un poco más especial debido al encaje que lleva en la parte superior. Tiene también un corte evasé. Se trata de un modelo que podemos ponernos en cantidad de ocasiones dándole un aire diferente dependiendo de los complementos que utilicemos. El vestido es de Silvian Heach y las sandalias de Bimba y Lola. Para darle un toque más desenfadado lo he combinado con una biker de Rinascimiento.

De blanco, elegante y primaveral

Los vestido blancos son otro imprescindible de mi armario. Cuando llega el buen tiempo, el blanco es uno de mis colores fetiche, me parece que combina con casi todo, al igual que el negro, y por sí mismo ya tiene la elegancia suficiente.

El vestido es de Michael Kors y lo he combinado con sandalias de serpiente de esta misma firma. El bolso es de Louis Vuitton y las gafas tipo aviador son de Rayban. En mi opinión, resultan perfectas para restar un poco de sobriedad al conjunto.

Hasta aquí mis recomendaciones de esta semana, ¡espero que os gusten!

Mientras tanto, podéis seguir mis looks y momentos de moda en mi cuenta de Instagram.