«Vimos cómo la tenía cogida del pelo y le daba tirones fuertes»

Un coche de la Ertzaintza ajeno a la información./Ignacio Pérez
Un coche de la Ertzaintza ajeno a la información. / Ignacio Pérez

Otxandio condena en una concentración la agresión sexista ocurrida el sábado en la que un hombre resultó herido al socorrer a la víctima

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS

La localidad de Otxandio celebró ayer sobre las ocho de la tarde una concentración en repulsa por la agresión sexista registrada durante la noche del pasado sábado. Según fuentes municipales y del Departamento vasco de Seguridad, un vecino agredió a su pareja en plena calle. El episodio fue presenciado por dos personas que prestaron ayuda a la mujer, siendo también agredidos por el presunto maltratador. Las lesiones que sufrió uno de ellos recomendaron su paso por el hospital y momentos después interpuso una denuncia.

Según detalló a este periódico uno de los testigos, paseaban por la calle cuando observaron a un chico que mantenía una actitud agresiva con su pareja. «Iban delante de nosotros, y miramos un poco por si acaso. Como vimos que seguía nos acercamos a ellos y preguntamos a la chica si estaba bien y si necesitaba ayuda, pero nos dijo que no», relata. No se quedaron tranquilos. «Estábamos con la mosca, así que al de unos minutos volvimos y vimos que la estaba agrediendo: la tenía cogida del pelo, le daba fuertes tirones hacia atrás y le hablaba mal», describe.

Fue entonces cuando decidieron intervenir. «Nos acercamos y le dijimos que no la agrediera, y se puso a la defensiva. Preguntamos de nuevo a la chica si quería ayuda o que la acompañásemos a algún sitio, pero insistió en que se encontraba bien, aunque saltaba a la vista que estaba muy asustada», detallan estos testigos. En ese momento el presunto agresor la tomó con ellos. «El chico era ágil y enganchó a mi pareja, que cayó al suelo. No tiene nada roto, pero sí la cara hinchada y amoratada. Yo empecé a pedir ayuda y vino gente, y cuando vio que llamábamos, se marcharon».

Declaración institucional

En opinión de estos dos testigos, «la pareja tiene unos 20 años» y les conocen «de vista», ya que «viven en Otxandio desde hace poco». «Se marcharon juntos, ellos dos y una menor. Hay que apoyar a esta chica y ofrecerla la ayuda que necesite, porque seguro que no se atreve a denunciar. Y yo la entiendo, vivirá atemorizada, y preferirá no hacerlo por miedo a represalias», sostiene el joven.

El equipo de gobierno municipal celebró ayer un pleno extraordinario en el que aprobó una declaración institucional condenando el suceso. «El Ayuntamiento de Otxandio quiere denunciar firmemente este nuevo ataque machista y este tipo de actitudes». La localidad quiso mostrar todo el apoyo y solidaridad a esta última víctima, pero también «a todas las mujeres que se encuentren en una situación similar. Recibiréis toda la ayuda del Ayuntamiento de Otxandio y de todo el pueblo cuando lo necesitéis. Estaremos de vuestro lado hoy y siempre», señala el comunicado. Por otro lado, mostraron un especial agradecimiento a las dos personas que intercedieron en el incidente. «Nuestra solidaridad, reconocimiento y agradecimiento a los dos vecinos que intentaron evitar la agresión», señala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos