Noche de gala en el Euskalduna

José Ramón Lizarraga, Susana Rodríguez Vidarte, Mercedes Baptista y Santiago de Ybarra. /Pedro Urresti
José Ramón Lizarraga, Susana Rodríguez Vidarte, Mercedes Baptista y Santiago de Ybarra. / Pedro Urresti

Una amplia representación de la sociedad se cita en Bilbao para celebrar un hito de su temporada de ópera

TXEMA SORIA

Nadie hubiera podido imaginar en 1953, cuando José Luis de la Rica, Guillermo Videgain, Juan Elúa y José Antonio Lipperheide fundaron la ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera), que 65 años después su pasión operística iba a cumplir sus primeras 1.000 funciones. 67 temporadas han transcurrido desde que se puso en escena 'Tosca', primera representación que ofreció la ABAO.

Para la función número 1.000 se eligió 'Fidelio', la única ópera conocida del gran Beethoven. A ella asistió, no pudo hacerlo el pasado 20 de octubre, inicio de la temporada, Iñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno vasco, que llegó al Euskalduna acompañado por su mujer, Lucia Arieta-Araunabeña. Juan Carlos Matellenes, presidente de la ABAO, fue el encargado de recibir a las autoridades y patrocinadores.

Los hombres que acudieron al palco lucían riguroso esmoquin y las mujeres sus vestidos más vistosos. Estuvieron Juan María Aburto, alcalde de Bilbao, a quien acompañaba su mujer, Arantza Díez; Bingen Zupiria, consejero de Cultura del Ejecutivo vasco; Lorea Bilbao, su homóloga en la Diputación de Bizkaia; Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA; Carlos Gorria, director territorial del banco, y su mujer, Begoña Bernal; Santiago de Ybarra y su señora, Mercedes Baptista; Susana Rodríguez Vidarte, José Ramón Lizarraga, María Luisa Molina, Vicente Gutiérrez, Txema Vázquez Eguskiza, Txema Bilbao, Fede Albizuri, Mariví Mendía, Enrique Portocarrero, Cesidio Niño e Ibon Arambarri, director general de BOS.

La ópera contó con la participación, en sus principales papeles, de la soprano Elena Pankratova y el tenor Peter Wedd. La orquesta fue dirigida por Juanjo Mena, que volvía a un foso que conoce perfectamente. Pudieron disfrutar con la obra Nekane Alonso, concejala bilbaína; Leyre Madariaga, Ascensión Pastor, Pilar Paisán, Mercedes Puga, Eugenio Behal, Ana Trueba, Íñigo Camiña, Imanol Elorrieta, Yolanda Humada, Guillermo Ibáñez, Raquel Moreno Goikoetxea, Olga Seco, Manuel Cabrera, Eduardo Karibide, Isabel Homet, José Antonio Solano, Ángel Gorricho, Filo Floristán, el pintor Jesús Mari Lazkano, Ana Elordui, Gemma Faura, Fernando Ramírez, Josune Begiristain y Emiliano López Atxurra, presidente de Petronor.

No faltaron a la cita operística Pussy Von Heeren, Teresa Icaza, Guillermo O'Shea, Gracia Herrera, Magdalena Múgica, Pedro Schmitt, Esther Gutiérrez Orrantia, Frank Girot, Gabriela Criado, María Sada, Mercedes Pérez Acha, María Jesús Cava, Jesús Uncetabarrenechea y Margarita Santo Domingo.

Asistieron Fernando Unceta, Jasone Irarragorri, que lucía un esmoquin muy original, Merces Prado, Carmen Miral, Iñaki Irusta, Pedro Luis Uriarte, María Emiliana Uranga, Isabel Quintanilla, María Luisa Astorkia, Begoña y María Jesús Ellacuria, Begoña Cava, María Jesús Briongos, José Ramón Lejarza, el escritor Álvaro Cortina, Elena Urdampilleta, Lorenzo Portillo, Maite Polo, Maite de la Fuente, Berta Longás, José María Urbizu, Arantza Sierra, José Félix Merladet, Elena Uriguen, Carmen Manrique, José Alberto Pradera, Begoña Lerchundi, Jon Paul Laka, Pedro Hernández y Mapi Prieto.

 

Fotos

Vídeos