Los más pequeños, protagonistas de los 'Cármenes' de Barakaldo

El pequeño Iraultza Méndez se divierte con una pompa. / A. G.
El pequeño Iraultza Méndez se divierte con una pompa. / A. G.

El céntrico paseo de Los Fueros se llenó de talleres y actividades infantiles en una jornada festiva que finalizó con magia y teatro de calle

AZAHARA GARCÍABARAKALDO.

La tercera jornada de los 'Cármenes' de Barakaldo, las fiestas patronales de la segunda urbe vizcaína, estuvo dedicada a los más pequeños. La jornada comenzó temprano, con el toque de diana, a las 10.00 horas, con el que los txistularis fueron despertando a los trasnochadores del domingo. Con todo el mundo ya en pie, comenzaron los juegos infantiles desde la Herriko Plaza hasta Bide Onera, por toda la calle Fueros.

En días festivos, ningún crío rechista por levantarse pronto de la cama. Hinchables y talleres que hicieron las delicias de los vecinos más jóvenes. «Lo que más me gusta de las fiestas son los juegos para los niños», confesó Jasone Calzada, de 10 años. Pero antes de acudir a la cita con la diversión, tanto ella como su amiga Olatz Fernández pasaron por el pintacaras para acicalarse. De allí salía ya June Aras con el rostro transformado en el del Increíble Hulk. A sus 5 años, la chiquilla es de ideas claras y aseguró que lo mejor de los 'Cármenes', «son las barracas. ¡Me encantan! Siempre me quiero montar en todas», aseguraba.

Rana y cabaret

Diversión para los más pequeños que se vio interrumpida por la llegada de los cabezudos. «A mí no me gusta, me dan un poco de miedo», reconoció Iraultza Méndez, de 7 años, mientras se divertía con una colosal pompa de jabón y aprovechaba los últimos minutos de paz antes de la llegada de estos personajes armados con escobas.

Pero en los festejos baracaldéses también hubo actividades para los más mayores. A las 12.00 horas tuvo lugar el campeonato de rana a cargo de la coordinadora de Jubilados, Jubiladas y Pensionistas de Barakaldo que se celebró en el Parque de Los Hermanos. Ya por la tarde, el centro cívico Clara Campoamor acogió el recital de cabaret del coro ACAPK y a media noche tuvo lugar un pasacalles de luz organizado por Yera Teatro que paseo desde la Herriko Plaza hasta Bide Onera atravesando el Paseo de los Fueros.

Uno de los momentos más esperados de estas fiestas es el toro de fuego que ayer salió a las 21.30 horas. «Es lo que más nos gusta junto a algunos conciertos», confesaron Sandra González y Alba Pérez, ambas de 12 años. Ya por la noche, Jorge Blass deleitó con su magia en la Herriko Plaza. Su espectáculo se titulaba 'Nuevas ilusiones', las mismas que continuarán hoy en una nueva jornada festiva llena de ritmo, alegría y diversión.

Más información