El detenido por la agresión sexual a una menor en Leioa no se presenta en el juzgado

El pueblo de Leioa salió a la calle para denunciar la agresión./
El pueblo de Leioa salió a la calle para denunciar la agresión.

El joven, de 18 años, se marchó del piso de inclusión de la Diputación y se encuentra desde entonces ilocalizable

AINHOA DE LAS HERAS

El joven de 18 años detenido por la presunta agresión sexual a una menor de 14 años en Leioa, no se ha presentado en el juzgado de Getxo como debía, después de que el juez le dejara en libertad con una serie de medidas cautelares, entre ellas la obligación de comparecer en sede judicial cada quince días, según ha podido saber este periódico. El chico, que estuvo tutelado por la Diputación vizcaína hasta su mayoría de edad al tratarse de un inmigrante menor, se encontraba en el momento de los hechos viviendo en un piso en Getxo dentro de un «programa de inclusión». Tras saltar a la luz la noticia de la agresión sexual y su arresto, el varón fue trasladado a un dispositivo con mayor vigilancia, «en el que el tiempo que pasaba con los monitores era mayor», indican fuentes del Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación de Bizkaia. Sin embargo, el adolescente ha abandonado el programa, según confirman las mismas fuentes forales, que aclaran que se trata de un servicio abierto al que acceden «adultos de forma voluntaria. Si quiere marcharse, no podemos retenerle».

Expulsión

La empresa conveniada de la que dependen estos pisos avisó a la Diputación vizcaína de la marcha del joven. La institución foral intentó ponerse en contacto con él para pedirle una explicación, pero desde entonces permanece ilocalizable, por lo que «se ha activado la expulsión del servicio, ha sido dado de baja». Tampoco ha acudido a firmar al juzgado de Getxo.

La agresión sexual denunciada se cometió en la noche de Halloween, sobre las 2.45 horas, durante una verbena celebrada en Leioa, a la que acudieron numerosos adolescentes. Concretamente, en las inmediaciones del molino, en el barrio de Elexalde, en una zona situada a cuatro minutos del centro del municipio. El presunto agresor sexual fue detenido sobre las tres y media de la madrugada, 45 minutos después de que la menor relatara a unos policías lo que le había pasado.

Como indica el protocolo para estos casos, la adolescente fue trasladada al hospital de Cruces, donde fue reconocida por un médico forense. La última reforma del Código Penal elevaba la edad para que una relación sexual se considere consentida de los 13 a los 16 años. El arrestado, que alega que la relación fue acordada por ambos, fue puesto al día siguiente a disposición judicial y el juez de guardia de Getxo le dejó en libertad con medidas cautelares, que hasta la fecha no ha cumplido.

El caso desató la indignación en el municipio de Leioa, donde se celebró una manifestación. Centenares de vecinos se concentraron en el Boulevard de La Avanzada para denunciar los hechos en una movilización convocada por la junta de portavoces del Ayuntamiento de Leioa.