La Fiscalía alerta de las nuevas mafias que llevan inmigrantes a Reino Unido desde Bizkaia

Detención de unos presuntos polizones que intentaban subirse al ferry en Santurtzi. /I. PÉREZ
Detención de unos presuntos polizones que intentaban subirse al ferry en Santurtzi. / I. PÉREZ

Confirma un aumento de las investigaciones abiertas en torno a este tráfico y ve indispensable la cooperación entre países para acabar con la proliferación de redes

EL CORREO

La Fiscalía del Estado confirma que tanto Bizkaia como Cantabria son percibidas como una puerta de salida para la inmigración ilegal con destino a Reino Unido por parte de las mafias dedicadas al tráfico de personas. Aunque las detenciones realizadas en los últimos años e iniciativas como la construcción de un muro perimetral en el puerto en Santurtzi ya habían dejado claro este hecho, el Ministerio Público alertó ayer de la proliferación de «nuevas organizaciones criminales» dedicadas a este fin. Según cita en su memoria anual, presentada con motivo de la apertura del Año Judicial, estas bandas operan en el norte de España y «significativamente en Bilbao y Santander», donde aprovechan las terminales del ferry para intentar dar el salto por mar a las islas británicas.

La actividad de las mafias queda plasmada en el aumento de diligencias judiciales incoadas durante 2017. Si se suman las investigaciones realizadas en Bizkaia y Cantabria con las correspondientes a las organizaciones «tradicionales» –es decir, aquellas que trasladan a migrantes procedentes de África o a través de ese continente al sur y sureste de España e Islas Canarias–, el resultado es que el año pasado se realizaron 710 procesos judiciales por delitos relacionados con la ayuda a la inmigración ilegal. Esta cifra supone 192 casos más con respecto a 2016, lo que implica un 37% de crecimiento.

Las investigaciones revelan que algunas de estas tramas proceden de Francia, empujadas por el cierre del cruce a territorio británico a través de la localidad gala de Calais. La Fiscalía del Estado, sin embargo, advierte de las dificultades que sufre en sus pesquisas, ya que resulta «indispensable» la cooperación internacional a nivel judicial y policial para «no quedar limitada la eficacia de la persecución a los meros peones». Aparte de profundizar en la legislación contra el favorecimiento de la inmigración ilegal, el Ministerio Público considera fundamental investigar las vías financieras de las organizaciones clandestinas y el modo en que articulan el transporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos