El Orfeón Durangués alza la voz para ayudar a Sierra Leona

Virginia Canales, segunda por la izquierda, en la presentación. / N. C.
Virginia Canales, segunda por la izquierda, en la presentación. / N. C.

Ofrecerá un doble concierto para colaborar en el proyecto de ayuda a menores huérfanos por el virus del Ébola que promueve la duranguesa Virginia Canales

NAHIKARI CAYADODURANGO.

Virginia Canales ha sido capaz de unir a los orfeones de Durango y Deba para ayudar a menores huérfanos por el virus del Ébola en la región africana de Sierra Leona. Después de colaborar en la construcción de un colegio para 240 estudiantes, esta aparejadora duranguesa está dispuesta a mantener el vínculo estrechado. Con la colaboración de las dos formaciones pretende enviar alimentos, pero también tiene en mente ir más allá mediante la creción de una ONG en Durango. Ambos grupos ofrecerán dos conciertos solidarios el día 29 en la basílica de Santa María, y el 6 de julio, en la parroquia de Deba.

Todo se fraguó de forma espontánea a su regreso de Sierra Leona, donde ha participado, como aparejadora, en la construcción de un colegio durante seis meses con capacidad para 240 alumnos y alumnas. «Grabé un video para enseñar a todas las personas donantes el efecto que tiene el dinero que se entrega a esta causa. La gente se quedó muy sorprendida y agradecida de poder ayudar a otras personas, concretamente a menores en este caso», confesó Virginia en la presentación del doble concierto benéfico en los bajos del polideportivo Landako I donde ensaya el Orfeón Durangués al que también pertenece.

Convecida de que «siempre se puede hacer algo más», optó por divulgar la labor desarrollada a personas conocidas. «La gente no sabe lo que es en realidad una ONG, ni cuáles son las funciones que tiene», de esta manera Canales logró recaudar más fondos dirigidos a equipar el colegio con muebles y uniformes, entre otros elementos.

Las necesidades que tienen estos menores huérfanos del virus del Ébola son tantas, que aún queda un largo camino que recorrer para mejorar su calidad de vida. En ese afán solidario de Virginia Canales se topó su amigo José Mari Iparragirre, director de Debako Aitzuri Abesbatza, agrupación de la localidad guipuzcoana en la que veranea esta duranguesa. «La idea surgió de manera espontánea. Ella buscaba donaciones, y yo sabía que el Orfeón de Durango había interpretado, al igual que nosotros, 'Réquiem', de Mozart. Así que se me ocurrió juntar todas las voces y crear dos conciertos solidarios en las dos localidades», apuntó Iparragirre.

Donaciones

«Será un concierto multitudinario, en el que dos coros harán una sola masa. Representaremos 'Réquiem', que tiene mucha relevancia en ambos orfeones», apostilló el representante de la formación duranguesa Xabier Arana. Un total de 80 voces cantarán bajo las órdenes del director Fernando Urain. A la actuación, además, se sumarán otros 35 instrumentistas de la Orquesta Camerata Izadi, así como las voces de cuatro solistas profesionales como la soprano Clara Mendizabal, la contralto Lucía Gómez, el tenor Josu Cabrero y el bajo Juan Laborería.

El primero de los conciertos benéficos tendrá lugar el día 29. La basílica de Durango será escenario del 'Réquiem' a partir de las nueve de la noche. Las entradas ya se han puesto a la venta al precio de diez euros en distintos establecimientos de la villa, como el establecimiento hostelero Axpe, en la tienda de moda Double Act de Zeharkalea y en la papelería Folder. Quienes no puedan acudir al recital, podrán colaborar con sus donaciones en los mismos establecimientos.

El segundo concierto se celebrará en la iglesia de Deba el 6 de julio a las 20.00 horas. Durante las dos actuaciones, se mostrará una exposición fotográfica para que los asistentes conozcan de primera mano la situación de Sierra Leona. Canales confía en poder recaudar lo suficiente como para poder formar una ONG con la que colaborar desde aquí con Sierra Leona.

Temas

Durango