Cheptegei protagoniza la pájara del año en el Mundial de cross

Joshua Cheptegei, durante el bajón./
Joshua Cheptegei, durante el bajón.

Geoffrey Kamworor aprovechó el desvanecimiento del ugandés para ejecutarlo en el último kilómetro y revalidar su título de campeón mundial

EFE

El keniano Geoffrey Kamworor aprovechó la pájara espectacular que sufrió el ugandés Joshua Cheptegei para ejecutarlo en el último kilómetro y revalidar su título de campeón mundial de cross, algo que nadie había hecho desde 2006.

La imagen de Cheptegei hundido física y moralmente, con el cuerpo rígido, adelantado por un rosario de corredores pero empeñado en llegar a la meta, puso un remate dramático a los Mundiales de Kampala, que coronaron como campeona a la keniana Irene Cheptai.

Kamworor venció con un tiempo de 28:24, seguido de su compatriota Leonard Barsoton (28:36) y del etíope Abadi Hadis (28:43). Exactamente un año después de proclamarse campeón mundial de medio maratón, Kamworor aspiraba a ser el primero que revalidaba título desde Kenenisa Bekele, campeón entre 2002 y 2006, pero desde entonces no había vuelto a ganar. En la final olímpica de 10.000 sólo fue undécimo y en los campeonatos nacionales de cross, tercero.

Plantando cara a kenianos y etíopes, Cheptegei concentraba las esperanzas de los aficionados ugandeses y, animado por los gritos de ánimo, pegó un fuerte tirón a mitad de recorrido, arrastrando consigo a Kamworor. Pero midió mal sus fuerzas.

Campeón mundial júnior de 10.000 en 2014 y sexto en la última final olímpica, Cheptegei marcó un ritmo que asfixió a Kamworor y, arropado por una masa entusiasmada, voló en busca de la victoria hasta que súbitamente le abandonaron las fuerzas y se acabaron las opciones.

En mujeres, nueve años después de ser subcampeona mundial júnior de cross, Irene Cheptai consiguió el título sénior y dio a Kenia su sexta medalla de oro consecutiva tras cubrir los 10 km en 31:57 minutos seguida de cinco compatriotas suyas en una exhibición de superioridad sin precedentes.

Alice Nawowuna, que cruzó la meta cuatro segundos después, y Lilian Rengetuk, que marcó un crono de 32:11, completaron el podio exclusivo keniano, mientras que la campeona española, Trihas Gebre, llegó en el puesto 19 pese al bajón anímico que sufrió con la muerte reciente de su madre.