Leartiker de Markina lidera un proyecto europeo de aeronáutica y automoción

El centro tecnológico ha puesto en marcha Aerocar, que tiene como objetivo crear una red de transferencia tecnológica entre dichos sectores

MIRARI ARTIME

El centro tecnológico Leartiker de Markina ha puesto en marcha el proyecto Aerocar, que tiene como objetivo crear una red de transferencia tecnológica entre los sectores de la aeronáutica y la automoción. El plan, cofinanciado por un programa del Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER, tiene una validez de tres años y se desarrollará junto a distintas entidades europeas. Entre los organismos que colaborarán figuran el centro tecnológico de automoción de Galicia, otro similar especializado en el desarrollo de materiales de Francia, además del instituto de ciencia e innovación en ingeniería mecánica e industrial de Portugal.

«El principal objetivo es crear una sinergia constante entre la aeronáutica y la automoción para aportar mejoras en la productividad mediante la creación de nuevas tecnologías y materiales o a través de la transferencia de conocimiento de un sector a otro», detallaron desde la entidad de Lea Artibai. Por ello, las tecnologías que se impulsen dentro del proyecto «servirán para aplicar a los problemas que se le plantean a la automoción y viceversa», añadieron. Además, las empresas dedicadas a esas actividades colaborarán en la selección de productos y prototipos que puedan trasladarse a los procesos de fabricación actuales.

La colaboración de empresas y centros tecnológicos de Portugal, Francia y España «permitirá desarrollar con resultados efectivos una amplia gama de técnicas, conocimientos y recursos, que se reflejarán en el empleo de nuevos materiales y en la automatización de procesos en ambos sectores», detallaron. Aerocar forma parte del lote de iniciativas de Lea Artibai que recibirán una inyección de 2,5 millones de euros procedente de Europa. El resto de las actuaciones que se impulsarán estarán basadas en la economía circular, la transferencia del conocimiento y los ecosistemas de innovación, la salud, el patrimonio cultural y natural y productos lácteos, entre otros.