El Consorcio «blinda» el abastecimiento en Bizkaia con un túnel de 1,3 kilómetros junto al embalse de Undurraga

Visita a la obra realiza en la presa de Zeanuri. /P. URRESTI
Visita a la obra realiza en la presa de Zeanuri. / P. URRESTI

El 'by-pass' garantizará el suministro desde el Zadorra en caso de sequía o cierre de mantenimiento de la presa. Además, servirá también como aliviadero

Eva Molano
EVA MOLANO

El 75% del agua que beben los municipios agrupados en el Consorcio de Aguas de Bizkaia procede del Zadorra. El resto, de Ordunte. El líquido salta por la central hasta el río Arratia hasta llegar a la presa de Undurraga en Zeanuri. De aquí va hasta Venta Alta, en Arrigorriaga, donde se «potabiliza» y se hace llegar a los grifos. Por eso, este embalse necesitaba «un ayudante». «Hacía tiempo que no poníamos el foco en el abastecimiento porque parecía una asignatura superada. Sin embargo, el cambio climático, ese enemigo desconocido que acecha, nos ha hecho volver a las bases y hemos apuntado en nuestra agenda la garantía de suministro a la población como una de nuestras prioridades», ha explicado Ricardo Barkala en su último acto público como presidente de la institución, la inauguración de una de las obras más importantes para garantizar el suministro a los municipios: un túnel de 1,3 kilómetros que discurre en paralelo al embalse de Undurraga de Zeanuri.

El 'by-pass' o aliviadero ha costado 11,7 millones y cumple una triple función. Por un lado, garantizará el suministro a la población ante «un eventual suceso extraordinario» que deje fuera de servicio este importante embalse. El túnel lleva encajadas dos tuberías bajo su «suelo», que mantendrían un suministro continuo a Arrigorriaga de 5 metros cúbicos por segundo. La puesta en servicio de esta infraestructura, tras la realización de pruebas, permitirá también vaciar el embalse para obras de mantenimiento y la eliminación del mejillón cebra. La actuación requerirá acercar maquinaria de 35 toneladas para clavar unas compuertas, que son las que impedirían que el río Arratia llenara la presa, y el agua se canalizará entonces por el 'bypass'.

Por otro lado, Barkala incidió en que el túnel también incrementa la capacidad de alivio del embalse ante avenidas extraordinarias y lluvias torrenciales, ya que obtendrá una nueva «vía de escape». «De esta forma aumentamos la seguridad de la presa y cumplimos de forma holgada el reglamento técnico de seguridad de presas y embalses». Se calcula que estas avenidas extremas solo suceden una vez cada 5.000 años, pero cuando ocurran, Zeanuri, además del resto de municipios del valle, estarán a salvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos