Hacia los cien cruceros al año en Bizkaia

La remodelación del Puerto de Getxo ha permitido crear unas instalaciones para cruceros de primer nivel. En la imagen, tres de ellos atracados al mismo tiempo./Iñaki Andrés
La remodelación del Puerto de Getxo ha permitido crear unas instalaciones para cruceros de primer nivel. En la imagen, tres de ellos atracados al mismo tiempo. / Iñaki Andrés

Fomento confirma la bonanza del territorio, con 42.488 pasajeros en el primer semestre y un aumento del 12,6% respecto a 2017

Carlos Benito
CARLOS BENITOBilbao

Fue uno de esos hechos que no dejan mucho rastro en las hemerotecas pero, con el tiempo, adquieren relevancia histórica. El 8 de abril de 1997, el 'Costa Allegra' atracó en la zona comercial del Puerto de Bilbao, en Santurtzi, con 821 pasajeros a bordo. Fue una rareza que habría podido quedarse en mera curiosidad para eruditos de la navegación, pero aquel crucero, el único de su año, se convirtió en el primero de muchos: en 1998 arribaron tres; en 2006 (cuando se inauguró el primer muelle para pasajeros de Getxo) ya eran 21; en 2011, 53, y el año pasado se superó por primera vez la barrera de los 60, con 61, una cifra que más o menos se va a repetir en 2018. La cantidad de pasajeros también ha experimentado el crecimiento correspondiente, hasta situarse en los últimos ejercicios por encima de los 80.000 cruceristas anuales, cien veces más que en aquel pionero 1997. Este viernes mismo, el Ministerio de Fomento facilitó los datos del primer semestre del año: 42.488 viajeros, lo que supone un incremento del 12,6% con respecto al mismo periodo de 2017.

Bilbao encara su tercera década como destino de cruceros con una nueva terminal, Olatua, inaugurada en marzo del año pasado, y con una lista de más de veinte navieras que traen a sus clientes a Euskadi. Se podría decir que ya ha encontrado su hueco en este mercado tan exigente. «El Guggenheim tuvo un efecto de llamada, fue el detonante, pero después se han hecho muy bien las cosas. En los barcos se rellena una encuesta de satisfacción y la escala de Bilbao siempre resulta muy bien valorada», comenta Patricio Arana, delegado en la zona norte de Todocruceros.com y experto en este tipo de turismo.

Diseño vanguardista de la terminal.
Diseño vanguardista de la terminal. / Fernando Gómez

«Basamos muchas de nuestras opciones de destino en los comentarios de nuestros exigentes huéspedes. Bilbao concentra varias áreas de interés de nuestro cliente habitual: tiene una cultura vibrante, con grandes referencias y está volcada en la gastronomía», confirma Roberto Cabello, representante en España de Oceania Cruises.

«Nuestro tope lo marca la temporalidad, de abril a octubre: no tenemos el clima del Caribe» Luis Gabiola-Autoridad Portuaria

Ahora, el reto más importante consiste en lograr que más cruceros utilicen Bilbao como puerto base, en el que embarcan y desembarcan los pasajeros, algo que actualmente solo ocurre de forma esporádica. Con ello se obtendría un notable incremento en el impacto económico: la Autoridad Portuaria calcula que cada pasajero en tránsito deja entre 100 y 120 euros como media, mientras que, en un buque que embarque aquí, esa cantidad se eleva hasta los 200. Pero la aspiración resulta bastante complicada. La ubicación geográfica de Bizkaia resulta ideal para los cruceros de posicionamiento (cuando los barcos cambian de zona: por ejemplo, del Mediterráneo al norte de Europa) y también para los itinerarios de una semana que parten del Reino Unido, pero la competencia para ser 'home-port' de viajeros estadounidenses es feroz. «No es fácil: a corto plazo no vendrán muchos, pero hay que trabajarlo para que se haga posible a largo plazo, dando a conocer los aeropuertos de Loiu y Foronda», plantea Luis Gabiola, director de Operaciones, Comercial y Logística de la Autoridad Portuaria.

El 59% de los cruceristas son británicos.
El 59% de los cruceristas son británicos. / E.C.

Esperando el maná

Un segundo objetivo deseable sería el de maximizar el beneficio que los cruceristas dejan en Bizkaia, ese dinero que algunas voces críticas ven como una abstracción que bordea lo fantástico. «Las excursiones con más demanda son las de Bilbao, el Guggenheim y el Puente Colgante, seguidas de la costa vizcaína, San Sebastián y la Rioja alavesa, aunque estamos introduciendo nuevos destinos como Torre Loizaga y consolidando la visita a Getxo», resume Garbiñe Naverán, de la agencia de turismo receptivo Bilbao Paso a Paso.

«Se cree que todos los comercios se van a llenar, pero no todo el pasaje baja en todos los puertos» Garbiñe Naverán-Agencia Bilbao Paso a Paso

¿Y qué hay del gasto? ¿De verdad dejan dinero? «Por supuesto, pero hay que borrar la idea de que esto es un maná que va a inundarlo todo. Se piensa que, si un barco tiene dos mil pasajeros y llega a Getxo, todos los comercios y bares del entorno se van a llenar, pero esto no sucede: no todo el pasaje baja en todos los puertos», puntualiza Naverán. En las reseñas que los cruceristas publican en Internet se aprecia la disparidad de desembolsos: desde los que solo toman una ronda de pintxos hasta los que se aventuran hasta el asador Etxebarri, pasando por la familia que se deja un buen pico en las perfumerías de El Corte Inglés. «El impacto es constante e importante, pero es que, además, esos turistas a lo mejor vuelven después en avión a pasar tres días», apunta Patricio Arana.

Finalmente, cómo no, las autoridades afrontan el futuro con el propósito de consolidar la evolución positiva e incrementar el número de buques que recalan en Getxo. «El tope, a mi modo de ver, lo marca la temporalidad. Nos encontramos en una zona donde los cruceros empiezan en abril y acaban en octubre, porque el clima en estas latitudes no es como en el Caribe», reflexiona Luis Gabiola. ¿Cuál sería el límite? «Cien al año puede ser un tope factible. No a corto plazo, pero sí en diez años, aunque quién sabe... ¡A lo mejor entonces estamos hablando ya de ciento cincuenta!».

La cifra

710.000
cruceristas han pasado por Bilbao entre 1997 y 2017. El año pasado hubo un 59% de británicos, un 14,7% de estadounidenses, un 9,7% de alemanes y en torno a un 2% de españoles y de canadienses.
 

Fotos

Vídeos