«El caballo se muere», alerta el ganadero que acusa de maltrato a la Diputación

Ganaderos y animalistas alertan del estado de este equino, confiscado en mayo./
Ganaderos y animalistas alertan del estado de este equino, confiscado en mayo.

La institución foral se reunirá mañana con las personas a las que decomisó 14 animales en los montes de Triano y cuya tutela ejerce desde mayo

JOSU GARCÍA

El conflicto por los pastos y el decomiso de ganado por parte de la Diputación en los montes de Triano continúa abierto. Los propietarios de los 14 animales que fueron incautados en mayo por incumplir presuntamente la normativa de pastos siguen «luchando» para recuperar sus vacas y equinos. Casi cuatro meses después, la gran mayoría de las reses están aún bajo la tutela del Departamento de Agricultura. Algunas han sido cedidas a otros ganaderos y sólo un caballo capado ha vuelto con su propietario.

La historia de este último ejemplar es «dramática», según la asociación protectora Bere Ahotsa, que puso el caso en manos de la Fiscalía por si pudiera haberse incurrido en un delito de maltrato. El animal (el que aparece en la fotografía de este artículo) «presenta ahora síntomas de desnutrición», alertan. Tras ser retirado en mayo por la Diputación, el equino fue entregado a un centro ecuestre de Elantxobe, siguiendo un procedimiento que faculta a la institución foral a buscar un nuevo hogar para el ganado confiscado.

«Era lo mejor»

Sin embargo, hace unos días, el primer dueño se personó en la localidad costera y, alarmado por su estado, rogó al nuevo tutor que se lo devolviera. Según el ganadero, ambos firmaron un documento de mutuo acuerdo «porque era lo mejor para el caballo». La misma fuente sostiene: «Si no llegamos a aparecer, se nos muere».

Ganaderos y animalistas han ampliado hasta en dos ocasiones -la última vez, la semana pasada- la denuncia presentada en junio ante la Fiscalía contra la Diputación, a la que acusan de no dar la alimentación correcta y necesaria al ganado incautado. Al Ministerio Público le entregaron un dossier con un informe de un veterinario que advierte «de la situación de los animales» y diversas fotografías.

El Departamento dirigido por Elena Unzueta niega categóricamente que haya maltrato. «Todas las vacas y equinos reciben la atención y comida necesaria», asegura una portavoz.

Mañana está previsto que se produzca una reunión entre ambas partes. Los ganaderos quieren recuperar sus reses, pero también desean que se aborde la situación de los pastos de los montes de Triano, sobre los que, aseguran, existen derechos históricos para que los animales deambulen y se alimenten libremente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos