Zorrozaurre ya es una isla

Una pequeña franja de tierra ha sido retirada esta mañana. / Fernando Gómez | Pablo del Caño

La Corporación municipal ha asistido al momento solemne en que una retroexcavadora ha abierto la estrecha franja de tierra que aún unía la península a Deusto

E. MOLANO | S. VÁZQUEZ

En la historia de una ciudad hay muchos días de grandes inauguraciones, de puestas de largo, corte de cintas y bienvenidas a infraestructuras que marcan la vida de los ciudadanos. Pero muy pocas veces se asiste al 'nacimiento' una isla. Por eso este lunes es una jornada muy especial para Bilbao, que incorpora a su geografía una isla en medio de la ría, la de Zorrozaurre, un escenario que liderará la transformación urbanística de la villa en los próximos años. Hoy, sobre las 13.10 horas y ante la mirada atenta de toda la plana mayor del Ayuntamiento, ha cambiado la cartografía del 'botxo' después de que el agua de la ría comenzase a correr por primera vez por el Canal de Deusto -68 años después del inicio de las obras de este conducto-, rodeando Zorrozaurre por todos los flancos.

El Ayuntamiento ha celebrado un acto -al que ha asistido la Corporación municipal, encabezada por el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto- para dar carácter solemne a la apertura del canal, una obra que se inició en 1950, cuando el Puerto de Bilbao empezó a realizar excavaciones. No obstante, el proyecto quedó sin terminar hasta que hace cuatro años el Ayuntamiento de Bilbao retomó la tarea, que hoy ha tenido uno de sus días históricos con el inicio de la retirada de los 14.000 últimos metros cúbicos de tierra que faltan. «Esta es una obra que marca un antes y un después en Bilbao -ha proclamado Aburto-. Un hito importantísimo en la transformación de la ciudad. Además, tiene una función hidráulica que permite aumentar la actual capacidad del cauce para conseguir una mayor protección frente a posibles inundaciones, tanto en Zorrozaurre como en otros puntos del resto del cauce».

Junto al puente Frank Gehry, los ediles han asistido en directo al 'estreno' de la isla: han presenciado la retirada de parte de la estrecha franja de tierra que aún conectaba la península de Zorrozaurre con el barrio de Deusto. Poco después, el agua ha comenzado a fluir por el canal, lo que ha permitido que la ría de Bilbao se bifurque -cerca de donde se levantan el Palacio Euskalduna y el estadio de San Mamés- entre su cauce natural y el Canal de Deusto, y vuelva a reunir sus aguas en Elorrieta. De este modo, entre los dos ramales queda ya la isla de Zorrozaurre, un terreno de 840.000 metros cuadrados. No obstante, según han matizado desde el Consistorio, «todavía quedan varios meses de trabajo por delante hasta que la obra esté concluida, pero hoy sí se ha producido el gran hito de este proyecto que comenzó en 2014 y que transformará la geografía de la ciudad para siempre», han subrayado. Además de retirar la tierra que falta para que la apertura del canal sea completa, aún hay que realizar el dragado de otros 20.000 metros cúbicos para alcanzar la profundidad de cauce que recoge el proyecto y la culminación de los muelles. La actuación en su conjunto será una realidad a principios de 2019, tal y como han avanzado.

Imagen de las inundaciones de Bilbao en 1983. / Efe
Reducir la inundabilidad

Bilbao ha sufrido numerosas inundaciones a lo largo de su historia asociadas a desbordamientos del cauce en distintos puntos, pero fue en agosto de 1983 cuando se hizo evidente la necesidad de realizar actuaciones para reducir la inundabilidad de la ciudad. «Por eso, la transformación de la península de Zorrozaurre en isla se ha hecho imprescindible para avanzar en la resolución del peligro de desbordamiento de la ría a su paso por Bilbao», han destacado fuentes municipales.

La obra de apertura del canal de Deusto ha consistido básicamente en la construcción de dos alineaciones paralelas de muelle de ribera separadas 75 metros y en el posterior vaciado de 365.000 metros cúbicos de tierra. El muelle de ribera de la margen norte tiene una longitud de 533 metros y finaliza en su extremo oeste en una rampa para el acceso al agua de embarcaciones de salvamento. El de la margen sur tiene una longitud de 369 metros. Ambas márgenes han quedado conectadas gracias al Puente Gehry, inaugurado en 2015, y diseñado con un esquema estructural innovador, ya que su presencia visual sobre el tablero es reducida y no cuenta con apoyo intermedio en la ría.

El proyecto cumple dos objetivos principales. Por un lado, aumentar la capacidad hidráulica de la ría disminuyendo el riesgo de inundaciones en Bilbao, y por otro, será el punto de partida de la regeneración urbana de Zorrozaurre, que desde este lunes ya es una isla.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos