Pianistas anónimos ponen banda sonora a Bilbao y Getxo

Un hombre toca el piano junto a la catedral de Santiago. / Maika Salguero

La Fundación Jesús Serra reparte seis pianos por la villa y dos en Getxo libres para ser tocados y con el fin de «acercar la música a las calles»

Eider Burgos
EIDER BURGOS

Bilbao se llenó este viernes de música. Por cuarto año, la Fundación Jesús Serra y la asociación del Concurso Internacional Maria Canals han repartido seis pianos de cola por la villa. Este año, como novedad, otros dos más darán la tecla en Getxo.

La iniciativa -que pretende «acercar la música a la calle, más con el piano de cola, que se considera tan elitista», ha afirmado en la presentación de la iniciativa la directora de la Fundación Jesús Serra, Laura Halpern- cuenta con el apadrinamiento del pianista de jazz neoyorquino Joshua Edelman, afincado desde hace años en Bilbao. Con él ha arrancado la jornada, en un piano en el mirador de Artxanda, tocando dos de sus piezas. «Bilbao tiene mucha musicalidad y mucha gente que toca el piano, pero necesita integrarse más en la vida cotidiana para terminar de ser cosmopolita», ha afirmado. Es por eso que le «encantan» este tipo de actividades: «Todo tipo de perfiles participan: jóvenes alumnos de música, niños que quieren aprender, personas mayores tocando habaneras…» La organización calcula que unas 300 personas pasarán por cada piano.

La iniciativa también tiene como objetivo promocionar el 65º Concurso Internacional de Maria Canals, cuyas inscripciones están abiertas hasta diciembre.

Los instrumentos estarán colocados hasta las 20.00 horas en puntos clave y con afluencia de la villa: el Museo Guggenheim, en la Gran Vía frente a El Corte Inglés, en Marqués del Puerto, en el cruce de Ercilla con Rodríguez Arias, en la Catedral de Santiago y en el mirador de Artxanda. En Getxo, se podrán tocar en la Plaza Santa Eugenia y en la Plaza de la estación de Algorta. Cualquiera puede dar la nota.

 

Fotos

Vídeos