La plataforma a favor de la Escuela Pública exige la dimisión de Blanca Guerrero

La plataforma a favor de la Escuela Pública ha pedido la dimisión de Blanca Guerrero en una rueda de prensa./S. L. de Pariza
La plataforma a favor de la Escuela Pública ha pedido la dimisión de Blanca Guerrero en una rueda de prensa. / S. L. de Pariza

Pide la salida inmediata de la delegada de Educación en Álava por la falta de acciones para evitar la segregación y su «nulo compromiso» con la red pública

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

La falta de actuaciones concretas por parte de las instituciones para frenar el problema de la segregación escolar en Vitoria ha llevado a la plataforma a favor de la Escuela Pública a exigir la «dimisión inmediata» de la delegada de Educación en Álava, Blanca Guerrero. Así lo han solicitado los miembros de la plataforma este lunes tras denunciar una vez más que «la segregación escolar es una de las principales lacras que padece nuestro sistema educativo».

«La política segregadora y nefasta que se lleva a cabo desde el Departamento de Educación ha reforzado un sistema dual, un sistema educativo clasista que no garantiza las mismas oportunidades a todo el alumnado. Y todo ello financiado con dinero público», ha criticado Javier Iglesias, uno de los encargados de leer el comunicado. «Nuestro sistema educativo, basado en dos redes descompensadas –pública y concertada– es discriminatorio, no inclusivo, obstaculiza la equidad y va en contra de la cohesión social», ha agregado.

A pesar de que desde la plataforma no manejan datos actualizados en relación al reciente periodo de matriculación, sí denuncian un «evidente y alarmante desequilibrio en la escolarización». Según las cifras que han venido ofreciendo desde la constitución de la asociación, «un 90%» del alumnado extranjero asiste a la red pública y solo un 10% a los colegios concertados. Lamentan, además, que el Gobierno vasco y el Ayuntamiento de Vitoria hayan presentado recientemente un protocolo «de intenciones y no de actuaciones» en relación a la equidad educativa. «Es un documento inconcreto y que causa vergüenza ajena».

«Sumisión» a las presiones de la concertada

La petición del cese de Blanca Guerrero llega semanas después de la polémica surgida en el periodo de prematriculaciones. «La delegada de Educación decidió de forma repentina y en el último momento que el consejo escolar de cada centro pudiera otorgar un punto extra a las familias que habían elegido ese centro como primera opción. Cediendo así a las demandas de la concertada», ha explicado Begoña Estavillo, otra de las portavoces de la plataforma. «Al mismo tiempo, anulaba el criterio de otorgar el punto de libre disposición en base a la cercanía geográfica al centro, que suponía un avance en la igualdad de oportunidades», ha añadido.

Ante «la irresponsabilidad de la delegada, su inadmisible conducta en un momento crucial como es el período de matriculación, su sumisión ante las presiones de la red concertada, su nulo compromiso con la escuela pública y su falta de aptitud para el puesto que desempeña», han insistido en la dimisión de Guerrero cuanto antes.