«Pilar era buena y trabajadora, queremos que encuentren a los responsables»

Las primas de Pilar han recordado su vida y su rostro durante la concentración. /RAFA GUTIÉRREZ
Las primas de Pilar han recordado su vida y su rostro durante la concentración. / RAFA GUTIÉRREZ

Los alaveses guardan silencio por Pilar Arbulo, fallecida tras sufrir un atraco en Aranbizkarra. Su familia le dirá adiós el jueves en Gamarra

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Pilar Arbulo amaba París pero volvió a Vitoria hace cinco años para disfrutar de su jubilación. Huérfana desde muy corta edad, esta mujer de 75 años trabajó como enfermera en hogares de clientes importantes de la capital francesa durante décadas. Les hacía curas y realizaba tareas de acompañamiento como interna. Le encantaba pasear y la lectura era otra de sus pasiones, así que tras sanar y leer a sus clientes durante el año, dedicaba algunas semanas a volver a su tierra y visitar a los suyos. Así la recuerdan sus primas María del Mar y Pilar Palacios después de que este martes perdiera la vida tras ser atracada el domingo en su portal de Aranbizkarra.

«Este ha sido un golpe muy duro, llevamos días sin dormir, nos dijeron que estaba muy grave desde que entró al hospital», explica Pilar Palacios. Si esta mañana decenas de alaveses se han concentrado en repulsa del ataque que sufrió Pilar Arbulo en la plaza de los Celedones de Oro, mañana jueves su familia y allegados le darán un último adiós a las 20.00 en el tanatorio de Gamarra. Sus primas agradecen su apoyo a los 74 vecinos de su bloque. «Se han preocupado por nosotros en todo momento, y no pudieron despedirse de ella», lamenta su prima. Se mantienen a la espera de los resultados de la autopsia. «Desconocemos si murió a consecuencia de los golpes o debido al ictus que sufrió luego, llegó a Urgencias hablando pero pronto perdió la conciencia. No tuvimos ocasión de hablar con ella», señala a su vez María del Mar.

La familia confía en que la Ertzaintza dé con los atracadores. Pilar Arbulo, originaria de Laguardia, había regresado hace cinco años a su vivivienda de Aranbizkarra. «Hemos pedido ayuda al alcalde y a la embajada para localizar a un hermano de Pilar que vive en Francia. Le hemos dejado mil mensajes en su domicilio pero no contesta», añaden estas tres primas que ayer llevaron consigo una fotografía de Pilar Arbulo a la concentración. En ella, Pilar sonreía tranquila en una cafetería. «Era una mujer buena y trabajadora, queremos que encuentren a los responsables», insiste María del Mar.

«Pedimos colaboración»

Numerosos vecinos de Aranbizkarra se acercaron a la concentración para condenar la muerte de esta mujer y reclamar una mayor seguridad a los numerosos políticos que guardaron cinco minutos de silencio en su memoria. «Queremos que se esclarezcan los hechos, se detenga a los responsables y que la justicia actúe con vehemencia», manifestó el alcalde Gorka Urtaran sin dejar de atender a vecinas inquietas como Cristina, Maribel o Pepa, preocupadas por la seguridad en su barrio.

«Mi hija está asustada y tiene miedo de bajar al garaje desde que le ocurrió esto a la prima Pilar, es natural tener miedo pero tengo la corazonada de que van a encontrar a los culpables», confiesa Pilar Palacios, quien pide a la ciudadanía su implicación para esclarecer los hechos de la tarde del domingo. La Ertzaintza cree que los atracadores, de origen magrebí, la siguieron desde la lavandería donde hizo la colada antes de atacarla en el ascensor. «Ojalá alguien pueda darnos alguna información más y que nadie les encubra para que esto no vuelva a ocurrir», desea esta familia.

Noticias relacionadas