El caso de los 9 perros y 5 caballos abandonados en Labastida

Los animales fueron rescatados en unas parcelas próximas a Labastida./Jesús Andrade
Los animales fueron rescatados en unas parcelas próximas a Labastida. / Jesús Andrade

La Fiscalía alavesa pide un año de prisión para los dos sospechosos de desatender a 14 animales en varias parcelas

David González
DAVID GONZÁLEZVITORIA

Miñones y técnicos de la Diputación de Álava los encontraron en un estado «deplorable». Muchos se hallaban al borde de la muerte al carecer de agua y alimentos. La dantesca escena ocurrió, hace casi dos años, en unas parcelas próximas a la localidad alavesa de Labastida.

La investigación llevó hasta dos personas, acusadas de abandonar a nueve perros y cinco caballos en tres parcelas. La Fiscalía de Álava pide para ambos un año de cárcel, la prohibición de tener animales durante un mínimo de tres años, así como 1.800 euros de multa.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso este periódico, los procesados «de forma consciente y con manifiesta dejación de los deberes para con los animales bajo su custodia y les dejaron voluntariamente de prestar atención veterinaria y alimento».

El hallazgo tuvo lugar el 3 marzo de 2017. Tres perros de la raza Stanford estaban encadenados a casetas y chamizos «en condiciones de higiene inaceptables». No tenían ni agua ni comida a su alcance.

En otras parcelas descubrieron tres pastores alemanes, otras dos perras Stanford y un mestizo de galgo en circunstancias similares.

Aún hubo más. En un recinto vallado yacían varios caballos «en condiciones de suciedad y abandono completos». El parte habla de una yegua alazana, otra yegua más y tres potrillos.

El informe veterinario remarcó sus condiciones de vida «ínfimas e inaceptables» y con «síntomas de padecer hambre».

Maltrato animal

Se desconoce cuánto tiempo permanecieron abandonados.

Para el Ministerio Público estos hechos son constitutivos de un delito continuado de maltrato animal en comisión por omisión.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria revisará este asunto el viernes 25.