Ya está listo el calendario laboral de Álava para 2019

Ya está listo el calendario laboral de Álava para 2019

La Diputación decide que el 29 de abril sea festivo, ya que San Prudencio caerá en domingo, y abre la puerta a encadenar 14 días de vacaciones con la Semana Santa y el Día del Trabajo

Sergio Carracedo
SERGIO CARRACEDO

Todavía quedan más de siete meses para que concluya el presente año, pero muchos ya tienen un ojo puesto en 2019. La Diputación de Álava ha confirmado que el 29 de abril será fiesta en el territorio como consecuencia de que San Prudencio cae en domingo. El ejecutivo de Ramiro González tenía la posibilidad de 'teñir de rojo' uno de los días del calendario y el Gobierno vasco le había arrebatado la posibilidad de elegir el 25 de julio (Día del Blusa y en el santoral, Día del Apostol Santiago), ya que el 6 de enero (Reyes) y el 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) caen en domingos.

De esta manera, se abre la posibilidad de que los alaveses puedan encandenar 14 días de vacaciones sin mucho esfuerzo. Y es que la Semana Santa (Jueves Santo será el 18 de abril y Lunes de Pascua, el día 22) cae muy cerca y luego, como es obvio, el Día del Trabajo volverá a ser festivo. Una posibilidad que muy pocos asalariados podrán disfrutar, pero que cláramente trastocará el calendario estudiantil de cara a 2019 con la consecuente dificultad para la conciliación familiar.

Con ello, lo más probable es que los colegios e ikastolas cierren sus aulas en vísperas de Jueves Santo (18 de abril) para no volver a abrirlas hasta el dos de mayo y los más flexibles, hasta el 6 de mayo, lo que obligará a muchas familias a hacer cábalas, malabares o pedir vacaciones para atender durante 18 días a los pequeños de la casa.

Asimismo, y como ha sucedido en los últimos años, no aparece un Día de Euskadi ante la falta de consenso para establecer una fecha en el calendario por parte de los partidos con representación parlamentaria. No obstante, se mantiene como fiesta específica del País Vasco el 22 de abril, Lunes de Pascua. De esta forma, la Semana Santa empezaría el 18 de abril y terminaría cuatro días después.

Tres puentes

Los trabajadores que no trabajen el 31 de diciembre (lunes) disfrutarán de su primer puente del año desde el sábado 29 de diciembre hasta el martes 1 de enero. La contra llegará el Día de Reyes, que en 2019 cae en domingo. Tampoco generará puente el 1 de mayo, ya que cae en miércoles y, de guardar fiesta, sería más un acueducto que un puente.

La festividad de Santiago, el 25 de julio, caerá en jueves, por lo que el puente dependerá de la política de cada empresa y de si concede fiesta el viernes 26.

Diferente será la festividad de la Virgen Blanca. El 5 de agosto cae en lunes, por lo que hará puente con el sábado 3 y domingo 4. El 15 de agosto, el Día de la Virgen de la Asunción, cae en jueves, por lo que el puente dependerá de si el jefe concede fiesta para el viernes 16.

Tampoco generará puente el día de la Hispanidad, 12 de octubre, que cae en sábado. Al contrario, el día de Todos los Santos, 1 de noviembre, cae en viernes y por lo tanto habrá otro puente más de tres días. Todavía habrá una serie más de jornadas festivas, de tres días, en diciembre, ya que el día de la Constitución (6 de diciembre) cae en viernes.

El día de Navidad, 25 de diciembre, cae en miércoles, por lo que no habrá puente con ningún fin de semana.