Las empresas alavesas necesitarán cubrir 20.000 empleos en los tres próximos años

Pascal Gómez, presidente de SEA, saluda a Pilar García de Salazar, teniente de diputado general; y Paz Robina, directora de Michelin./Rafa Gutiérrez
Pascal Gómez, presidente de SEA, saluda a Pilar García de Salazar, teniente de diputado general; y Paz Robina, directora de Michelin. / Rafa Gutiérrez

SEA tilda de «desatino» que los sindicatos vean un ataque a sus derechos el acuerdo entre patronal y Gobierno vasco para crear 100.000 puestos de trabajo en Euskadi

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

El acuerdo rubricado a mediados de abril entre el Gobierno vasco y las organizaciones empresariales de Euskadi para cubrir 100.000 puestos de trabajo ha recibido las críticas sindicales y, de hecho, la Mesa de Diálogo Social saltó por los aires con el abandono de CC OO y UGT. A juicio del presidente de SEA, Pascal Gómez, es un «auténtico desatino» que algunas centrales sindicales «interpreten esta oportunidad de país como un ataque a sus derechos».

De esos 100.000 empleos, en Álava las empresas precisarán de cubrir 20.000 en los tres próximos años. En un momento, además, en el que la situación económica es de mejoría y crecimiento «con una tendencia positiva en la mayoría de indicadores», aunque hoy el territorio tiene 71 empresas menos que hace un año; suma 9.600, un número que «dista mucho de las 10.557 que había en Álava en 2008, antes de la crisis».

Durante la asamblea de la patronal que se ha celebrado este viernes en Vitoria, también se ha aprobado el cambio de nombre y ahora pasa a llamarse SEA Empresas Alaveses en lugar de SEA Empresarios Alaveses, eludiendo así el concepto «personal para evitar el conflicto de género».

Pero a pesar de esta variación, a la que acompaña también un nuevo logo, «se mantiene la misma base ideológica y las convicciones» que en 1978, hace 40 años, alumbraron esta organización «en defensa de los derechos de las empresas», ha apuntado Gómez.