Detenidos dos hermanos alaveses por robar 1.800 euros en ropa en 11 comercios de Logroño

Efectos intervenidos a los presuntos ladrones./Guardia Civil
Efectos intervenidos a los presuntos ladrones. / Guardia Civil

La mujer y el hombre, de 49 y 45 años, son vecinos del municipio de Lantarón

EL CORREO

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han procedido a la detención de dos hermanos, una mujer y un hombre de 49 y 45 años vecinos del municipio alavés de Lantarón, como presuntos autores de un delito de hurto continuado en 11 establecimientos de dos centros comerciales de Logroño, en los que llegaron a sustraer zapatillas, ropa y complementos por valor superior a los 1.800 euros.

Según informa la Guardia Civil, los hechos por los que han sido detenidas estas dos personas se inician en la tarde del 5 de marzo. Agentes del Servicio de Intervención Rápida (S.I.R.) que se encontraban realizando un control de prevención de la seguridad ciudadana en Fuenmayor, procedieron a interceptar un turismo marca Peugeot.

Una vez identificados ambos hermanos , los agentes inspeccionaron el interior del vehículo, en cuyo maletero hallaron 11 pares de zapatillas de diferentes marcas y modelos, 8 pantalones vaqueros, 4 camisas, 2 cazadoras, 4 sudaderas, 2 polos, 2 chandals, 1 blusa, 1 manta, 4 cinturones y un desacoplador magnético de los utilizados en los establecimientos comerciales para quitar las alarmas de seguridad.

El dispositivo para desactivar las alarmas, y los presuntos autores, en un centro comercial de Logroño. / G.C.

Las contradicciones en las que incurrieron los identificados sobre el origen de la ropa y la negativa de estos a aportar factura, recibo o ticket que acreditara su lícita procedencia, motivó que los agentes intervinientes levantaran acta de incautación.

Durante estos meses de investigación los agentes han constatado que los efectos intervenidos fueron sustraídos en 11 establecimientos de dos centros comerciales de Logroño. Los ahora detenidos utilizaron el desacoplador magnético incautado para quitar los dispositivos de alarma y sustraer las prendas 'sin pasar por caja', sin ser conscientes de que estaban siendo grabados por las cámaras de seguridad.

Los responsables de los establecimientos afectados que han reconocido los artículos recuperados como propios han presentado la correspondiente denuncia como víctimas del delito de hurto.