La cruel caza de un ciervo en Álava

Imagen capturada por un guarda forestal. / ANDONI DÍAZ

Un guarda forestal de la Diputación alavesa graba la «dantesca» escena de un venado muerto tras caer «en una trampa salvaje»

Nerea Pérez de Nanclares
NEREA PÉREZ DE NANCLARES

Un guarda forestal de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Álava ha dejado constancia mediante un vídeo de la práctica ilegal y salvaje que desarrollan algunos furtivos en la provincia. Andoni Díaz encontró este domingo durante un paseo por una zona cercana al Gorbea un ciervo muerto al caer en una «trampa salvaje». El venado quedó atrapado entre un lazo de acero que habían sujetado a un árbol.

El guarda constata que el animal lleva varios días muerto y tiene el cuello roto. «Qué muerte más dura ha tenido que tener este pobre animal», lamenta al tiempo que admite que «las imágenes son feas, pero con ellas quiero demostrar la realidad, y hasta donde llega la crueldad humana».

Andoni Díaz lleva a sus espaldas 25 años de profesión y en este tiempo «he encontrado de todo y he podido denunciar a varios furtivos que utilizan lazos y cepos. El uso de estos métodos no selectivos son ilegales, están prohibidos por la Ley de Caza, y además puede ser un delito de maltrato animal. Se trata de trampas en las que puede caer cualquier tipo de animal» incide.