El concurso del antzoki de Llodio vuelve a empezar

Llodio demanda desde hace años la construcción de un teatro. / SANDRA ESPINOSA
Llodio demanda desde hace años la construcción de un teatro. / SANDRA ESPINOSA

Deben tenerse en cuenta las 32 propuestas presentadas tras el recurso de un estudio que anunció su participación por mail en lugar de fax

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El concurso para seleccionar a una empresa que redacte el proyecto del nuevo antzoki de Llodio debe volver a la casilla de salida. Deberán tenerse de nuevo en cuenta las 32 propuestas que se presentaron y realizar una nueva valoración de todas ellas para decidir cuáles pasan a la fase final. Ese proceso ya se había realizado y de hecho, se habían seleccionado tres alternativas. Incluso se les había pedido la construcción de una maqueta cuando uno de los estudios participantes, presentó un recurso ante el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad Autónoma de Euskadi, OARC. La razón del recurso era que su oferta había quedado desestimada porque pese a que se había presentado en plazo, no se envío por telegrama o fax el anuncio de esa presentación al Ayuntamiento. Sus firmantes optaron por mandar un correo electrónico, pero como este detalle no estaba recogido en las bases, el jurado, desestimó esta propuesta, presentada con el nombre de Geoda.

Cuando ya se conocían los tres finalistas, los firmantes de Geoda, presentaron un recurso a OARC para que se tuviera en cuenta su idea y finalmente, el órgano decisor, decidió suspender el concurso y tras un periodo de análisis y consultas, ha admitido su reclamación, lo que devuelve el concurso al punto inicial.

Dos meses de retraso

El equipo de gobierno mostró ayer su satisfacción con la resolución porque «podemos continuar con él, dado que se ha levantado la suspensión», explicó el teniente alcalde, Jon Ander Altube. De hecho, avanzó que «estamos buscando fechas» para reunir de nuevo al jurado, que podrá hacerlo hasta mediados de junio cuando se constituya la nueva Corporación. En opinión de Altube este contratiempo solo «retrasará dos meses la redacción del proyecto».

El resultado de este proceso de adjudicación será la entrega de tres premios. Uno de 12.000 euros, otro de 6.000 y un tercero de 3.000. En el caso del proyecto ganador, el premio se detraerá de los honorarios posteriores para la redacción del proyecto definitivo y de la dirección de obras. Para eso, se ha estimado que esas tareas supondrán un desembolso de 336.000 euros, que es el precio de salida del concurso que seleccionará la idea ganadora.

Es la segunda suspensión que sufre este proceso tras la de octubre como consecuencia de un recurso del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro, que obligó a modificar las bases.