Los colegios de Llodio piden conservar el patrimonio local

Un momento del pleno sobe patrimonio celebrado ayer/ SANDRA ESPINOSA
Un momento del pleno sobe patrimonio celebrado ayer / SANDRA ESPINOSA

Casi 2.700 estudiantes de Primaria y Secundaria han revisado las leyendas, edificios y caseríos del entorno para conocerlos

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

Ayer fue el día para la presentación de las conclusiones del trabajo realizado durante el curso por el alumnado de Primaria y Secundaria de los centros de Llodio en el marco de la Agenda Escolar XXI, que este año ha tenido como eje vertebrador el patrimonio local y que el próximo curso trabajará sobre los plásticos. En realidad, la tarea se ha realizado conjuntamente entre doce colegios de Llodio, Amurrio y Ayala, aunque cada uno se ha centrado en su entorno más cercano.

Tras el análisis pormenorizado del patrimonio inmaterial, que incluye fiestas, costumbres y leyendas, el cultural, natural y los caseríos, ayer se presentaron en un pleno las conclusiones y los compromisos a los que se han adherido los escolares y los que piden a las instituciones y a la ciudadanía. En general, aseguran que debería cuidarse y difundirse el patrimonio local y para hacerlo proponen actividades de lo más diverso, desde visitas guiadas para jóvenes a la colocación de carteles informativos en los edificios más significativos como la torre de Ugarte, el puente de Bitorika o el parque de Lamuza. Los estudiantes se han comprometido a cuidar y preservar ese patrimonio. Para lograrlo, se disponen a participar en las actividades que se organicen para lograr ese es el objetivo.

Cuestionario

El debate posterior a la presentación de las conclusiones dejó algunas propuestas interesantes a las que respondió el alcalde en funciones, Natxo Urkixo, que puso en valor la recuperación del aurresku tradicional de anteiglesia que se bailaba tradicionalmente en las fiestas «y que estamos recuperando», y animó a los asistentes a participar en los ensayos. También apuntó la necesidad de recuperar el caserío de Goikoplaza, muy deteriorado pese a su interés, y cuestionó el papel que ha tenido Aiaratur, la asociación para promover el turismo a nivel comarcal ya desaparecida, «que se ha centrado en el riquísimo patrimonio de Aiaraldea».

Los asistentes también le preguntaron acerca del futuro del mercado de abastos y Urkixo respondió que «tenemos un proyecto, pero no nos dieron la subvención para arreglarlo, así que se presentará de nuevo si se convocan ayudas».