El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 26 || Mañana 15 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El amante de los libros

ARABA/ÁLAVA

El amante de los libros

Un jubilado dona 23.300 volúmenes al Ayuntamiento de Vitoria

05.02.12 - 02:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Esta es una historia que podía empezar con el clásico «érase una vez un hombre que amaba los libros». Un cuento real sobre una persona que dedica su vida a empapelar su vivienda de miles de lomos de libros de todas las ramas del saber. Se ha acostumbrado a que quien asome por su casa, en la céntrica calle Florida, se quede boquiabierto. ¿Cómo es posible? Han desaparecido la cocina, las paredes de las habitaciones, del baño, la antigua leñera, el camarote... Se han disuelto en la composición de una gran librería. Las paredes son estanterías con 23.300 volúmenes que se apilan ordenadamente en el viejo piso. Es el fruto de la pasión desbordada de un viejo profesor por la letra impresa.
Juan José Poyo González, 80 años, natural de Alfaro (La Rioja) empezó de muy niño a sentir el imán de los libros. Tanto que sus padres se los quitaban de las manos a la hora de desayunar, de comer o de cenar. «Niño, deja el libro, me decían a todas horas. El primero que leí fue 'La historia de Alfaro', el pueblo en el que nací», cuenta ahora sentado en una escueta silla de una supuesta habitación, reconvertida en depósito cultural. «Llevo una vida espartana, sin televisión, sin radio, sin calefacción. Siempre con la temperatura natural. Y nunca he cogido un catarro», relata. El periódico y los amigos y sus paseos por la ciudad, ahora postergados por una enfermedad que le resta movilidad, le mantienen al día.
«Los menos conflictivos»
Alfaro fue su infancia y vivió en Calahorra de los 13 a los 33 años. Tras cuatro años en Amurrio recaló en el colegio Ignacio Aldecoa, del barrio vitoriano de Arana, donde impartió clases, principalmente de Lengua, hasta su jubilación, durante veinticinco años. «Fue en el ciclo medio de básica, a niños de 8 a 10 años, los menos conflictivos», destaca.
Su soltería vocacional le permitió coleccionar más y más libros con espíritu de entomólogo minucioso. Los compraba en las librerías y los kioskos de Vitoria, donde es muy conocido, o también a través de catálogos. «Del 70% de estos libros he hecho una recensión y una ficha siempre a bolígrafo. Nunca a máquina ni ordenador», recalca como quien se ha situado fuera del tiempo. Ha conseguido registrar su colección en el censo de bibliotecas particulares del País Vasco, por delante en número de las de Henrike Knörr (15.000 volúmens) y la de los Verástegui (5.000).
Está dividida en veinte seccciones y toca todas las ramas de las ciencias, las artes y las letras con un espíritu muy abierto. «Aquí están las obras completas de Sabino Arana y las de José Antonio Primo de Rivera y Franco. Soy liberal, en el centro de todo». La colección ha sido valorada en 600.000 euros.
Para poder leer algunos ejemplares empezó a estudiar idiomas a nivel de traducción como el francés, inglés, alemán, italiano, pero también eus-kera, portugués o esperanto. No sabría elegir un libro favorito, pero las enciclopedias británicas, italianas y alemanas en sus lenguas vernáculas o las ediciones facsímil de la Enciclopedia de Diderot y D'Alambert han sido los libros de consulta que más le han gustado.
Entre sus numerosas anécdotas destaca su paso por comisaría porque en los años cincuenta decidió aprender ruso y un inspector le interrogó sobre las razones de su interés por el idioma de Chejov.
«Un libro es un pequeño tesoro digno de asimilarlo y abarcarlo», dice. El pasado lunes, Juan José Poyo fue «el hombre más feliz del mundo». El alcalde, al conocer la decisión de donar sus libros al Ayuntamiento, fue a agradecérselo a su casa. El encuentro fue muy emotivo y Javier Maroto reconoció el gesto generoso de un hombre que, además, ha decidido entregar sus ahorros a cinco ONGs vitorianas.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El amante de los libros
Encuentro. Juan José Poyo muestra a Javier Maroto un libro. :: IGOR AIZPURU
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.