'Las flores de Baudelaire', de Gonzalo Garrido

Es la primera novela de su autor y lo cierto es que no lo parece por la soltura con que está desarrollada la narración

CÉSAR COCA
Portada del libro 'Las flores de Baudelaire'./
Portada del libro 'Las flores de Baudelaire'.

Otra novela ambientada en Bilbao, que ha dejado de ser un escenario exótico en la literatura de nuestros días para convertirse en algo habitual. Y si hace unas semanas hablábamos de una novela ambienta en la Villa en los últimos días de 1914, ahora estamos en 1917. Es decir, seguimos con la Primera Guerra Mundial como fondo.

Alfredo Maldonado, un fotógrafo de prensa (publica en 'El Noticiero Bilbaíno', el abuelo por así decirlo de 'El Correo'), un tipo escéptico, con problemas en sus relaciones de familia, aficionado a los toros y a coleccionar fotos de extraños crímenes, empieza a investigar qué ha sucedido en el seno de una familia de ricos empresarios de origen extranjero que vive en Bilbao: la hija pequeña, una niña nacida con algunas taras genéticas, ha sido asesinada de una forma especialmente cruel y sanguinaria cuando estaba en la cama. La habitación está llena de sangre, pero no la hay en el pasillo, la escalera de la casa ni otras estancias. Y todo parece indicar que el asesino ha entrado por la puerta, sin forzar la cerradura, y ha recorrido toda la casa sin que nadie lo vea hasta llegar a la habitación. La niña no se ha resistido, así que puede que incluso conociera a la persona que le dio muerte.

A medida que avance en su investigación, Maldonado se adentrará en una trama compleja de asuntos familiares e intereses financieros, que se cruzan una y otra vez. La investigación le servirá también para tomar -y contarnos- el pulso a una ciudad que vive un gran momento de transformación, con todo lo que ello supone siempre. Es decir, que la investigación es el eje en torno al que se articula el relato, pero girando en torno a él hay una recreación de la vida bilbaína en esa etapa histórica.

'Las flores de Baudelaire' es la primera novela de su autor y lo cierto es que no lo parece, por la soltura con que está desarrollada la narración. Garrido tiene un blog que se llama Literatura Basura en el que comenta la actualidad en el mundillo editorial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos