PNV y EH Bildu marchan juntos por el referéndum en Bilbao

Manifestación en Bilbao a favor del referéndum de Cataluña./MANU CECILIO
Manifestación en Bilbao a favor del referéndum de Cataluña. / MANU CECILIO

Una multitudinaria manifestación recorre la capital vizcaína por segunda vez en 15 días apoyando el derecho a decidir y el ‘procés’ catalán

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

PNV y EH Bildu volvieron a mostrar este sábado su unión en torno al derecho a decidir y el referéndum ilegal de Cataluña impulsando una multidunaria manifestación que recorrió el centro de Bilbao entre gritos a favor de la independencia. No hace ni un mes que los jeltzales inauguraron el curso político tachando de «patética e inmadura» a la coalición soberanista y sus postulados y apostando por seguir estrechando lazos con el Estado para obtener réditos «contantes y sonantes», pero desde entonces los gestos públicos que se ofrecen desde Sabin Etxea avanzan justamente en el sentido opuesto.

Por segunda vez en apenas quince días jeltzales e independentistas cerraron filas con la plataforma Gure Esku Dago para hacer una exhibición de poderío a las puertas del 1-O y un guiño inequívoco al ‘procés’. A las miles de personas que recorrieron la capital vizcaína pese a la amenaza de aguacero se sumó una representación política e institucional nacionalista como solo se recuerda en las grandes ocasiones. Junto a una amplia representación de PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, agentes sociales y portavoces de los sindicatos ELA y LAB, marcharon los tres diputados generales vascos, los alcaldes de Bilbao y San Sebastián y una buena parte de sus respectivos equipos y varios diputados en el Congreso.

A la cita solo faltó el lehendakari y todo su Gobierno, que justo ayer tenían programada una visita a un antiguo campo de concentración en Francia. Casual o no, Urkullu y sus tesis sobre el autogobierno no pasan por un momento boyante. Siempre proclive al «diálogo» con el Estado y receloso de un proceso unilateral como el del 1-O, el líder del Ejecutivo vasco ha visto durante los últimos días como se imponen en el PNV los postulados más rupturistas que reclaman a Madrid que no entorpezca la consulta. Sin ir más lejos, el miércoles los nacionalistas se sumaron a una moción de EH Bildu para rechazar «cualquier medida contra el referéndum». «Cataluña es una nación y tiene derecho y legitimidad para llamar a los ciudadanos a votar», ahondó ayer el presidente jeltzale, Andoni Ortuzar. «Haya urnas o no, lo que ocurra mañana –por hoy– será el reflejo de lo que quiere la sociedad catalana», añadió.

Urnas de cartón

Como ya pasara el pasado día 16, la manifestación partió del pabellón de La Casilla para alcanzar el Ayuntamiento de Bilbao. Avanzó tras una pancarta con el lema ‘Democracia. Libertad para decidir’ que portaron integrantes del colectivo Gure Esku Dago y otros rostros conocidos como la exportavoz parlamentaria de EH Bildu, Laura Mintegi, y el excoordinador de Lokarri, Paul Ríos. Tras ellos, una comitiva repleta de ikurriñas, esteladas y urnas de cartón que lanzó proclamas a favor del referéndum unilateral.

La inusual unión de fuerzas partidarias del derecho a decidir fue especialmente aplaudida por Gure Esku Dago, que augura un punto de inflexión gracias a las dos marchas multitudinarias que han abarrotado Bilbao en tan breve lapso de tiempo con la connivencia de PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos. Porque supone una respuesta de apoyo «unitaria» al ‘procés’ y contra un Estado «que ha rebasado todas las líneas rojas». Pero, sobre todo, porque la plataforma ciudadana vislumbra una mayoría política para impulsar una vía catalana en Euskadi. «Para esto surgimos hace cuatro años y medio», se congratuló tras la manifestación Ángel Oiarbide, uno de los portavoces de la plataforma ciudadana.

Noticias relacionadas

Esta misma idea trasladó antes de la manifestación el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que llamó a «que la mayoría (política) que hoy da el ‘ok’ al referéndum de autodeterminación de Cataluña» se organice. «Euskal Herria debe poner en marcha su propio camino», reclamó. Ortuzar estuvo más comedido –«hacemos nuestro el lema y la llamada de Gure Esku Dago en la marcha», dijo–, y también la secretaria general de Elkarrekin Podemos, Nagua Alba. «Es muy importante que partidos con ideas y proyectos tan diferentes estemos aquí defendiendo los derechos civiles que el Gobierno central no quiere respetar», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos