Francia insiste en que ETA no ha devuelto la cuarta parte de las armas que robó

Francia insiste en que ETA no ha devuelto la cuarta parte de las armas que robó
EFE

Tampoco se han recuperado 27.000 de las 30.000 matrículas sustraídas en 2006

FERNANDO ITURRIBARRIA

Los servicios antiterroristas franceses insisten en que falta por recuperar una cuarta parte del arsenal robado por ETA durante la tregua de 2006 en un almacén cercano a Nîmes a pesar del desarme voluntario efectuado el pasado abril a través del colectivo mediador Artesanos de la Paz. La estimación fue comunicada ayer por un mando de la policía gala en el juicio que se sigue en apelación en París por el asesinato del brigadier Jean-Serge Nérin y coincide con la evaluación hecha en otro proceso celebrado en setiembre último por la Fiscalía antiterrorista, que cifró en un centenar las armas no entregadas.

El comandante de policía Laurent Hury, destinado en el estado mayor de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), expuso a la Sala Especial de lo Criminal que un comando de ETA se llevó de los depósitos que la Sociedad de Importación y Distribución de Armas (Sidam) tenía en Vauvert (sudeste de Francia) «el equivalente de 404 armas» entre unidades completas y piezas sueltas. De aquel atraco, perpetrado el 23 de octubre de 2006, «faltan alrededor de cien armas», apuntó el oficial, que declaró como testigo bajo juramento, a preguntas del juez Stéphane Duchemin, presidente del tribunal.

Hury introdujo el matiz de que ETA se desprendió el pasado 8 de abril, fecha conocida como ‘día del desarme’, del «arsenal bajo su control puesto en manos de la sociedad civil vasca», como consta en sus comunicados y correspondencia interna. De sus palabras se deduce que el armamento sin recuperar no forma parte del inventariado y precintado por la logística militar etarra, que podría haberlo dado por perdido en zulos ilocalizables o tal vez conocidos por las fuerzas de seguridad.

404 armas, entre unidades completas y piezas sueltas, robó ETA el 23 de octubre de 2006 en un almacén de Vauvert; cien de ellas aún no han aparecido

El oficial indicó además que únicamente se han recuperado «3.000 de las 30.000» placas de matrícula robadas por ETA a la empresa La Superplaque el 15 de marzo de 2006 en Replonges (este de Francia). Puso de relieve que corresponden al antiguo modelo francés y que son de poca utilidad desde la entrada en vigor del nuevo sistema de numeración de las matriculaciones. «Falta la décima parte del botín que hoy difícilmente puede servir», observó. De hecho, el último robo de coches atribuido a ETA en Francia «se remonta a 2013» ya que los clandestinos que siguen operativos «viven en casas de simpatizantes que también los transportan».

En conclusión, el testigo planteó que «ETA se ha desprendido de la parte del arsenal militar bajo su control, pero faltan muchos elementos y explosivos». «Se constata que no se ha disuelto y sigue existiendo, pero continúa la lucha en el plano político pues desde 2011 el alto el fuego es una realidad en España y en Francia», indicó.

También se refirió a la escisión de «una nueva entidad denominada ATA, que ha retomado la anterior línea dura del colectivo de presos EPPK». Asimismo, reconoció que no se podía garantizar que el abandono de la actividad armada, oficializado en octubre de 2011, fuera irreversible. «Ahora hay un divorcio profundo en el ámbito carcelario, pero no puedo hacer proyecciones», dijo.

Temas

Eta, Francia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos