Erkoreka: «La solución en Cataluña no vendrá de la invocación ritual a la ley»

El portavoz del Gobierno vasco se se ha referido así a lo expresado ayer por los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero en un debate auspiciado por Vocento

EFESAN SEBASTIÁN

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha opinado este jueves que la solución a «la cuestión catalana» no vendrá de «la invocación ritual a la ley» ni de «la aplicación sistemática de mecanismos estrictamente judiciales o traumático-constitucionales».

Erkoreka ha hecho esta consideración, en declaraciones a los periodistas en el Palacio Miramar de San Sebastián, antes de inaugurar un curso de verano de la UPV-EHU sobre la reforma de las administraciones públicas y las fundaciones y asociaciones de utilidad pública en Euskadi.

En sus manifestaciones se ha referido al debate protagonizado ayer, en el acto del 15 aniversario del grupo Vocento, por los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y ha rechazado los posicionamientos que defendieron al respecto.

El Ejecutivo vasco «no puede compartir algunas tesis» formuladas por los expresidentes en ese acto en Madrid, ha considerado Erkoreka, quien ha argumentado que se limitan a plantear salidas sobre «el triple esquema» de que «son judiciales o se articulan a través del Tribunal Constitucional o se buscan en la aplicación del artículo 155 de la Constitución».

«Ninguna de esas tres vías es idónea -ha recalcado-. Todo lo contrario. Son traumáticas las tres y ninguna obedece a la idea de articular soluciones políticas para un problema que es eminentemente político y que tienen que descansar sobre una base dialogada y consensuada», ha añadido.

El portavoz del Gobierno vasco «tampoco» se ha mostrado de acuerdo con ciertas «soluciones políticas» planteadas que pasen por «volcar a las instituciones centrales del Estado en apoyo exclusivo a una parte de la población» catalana porque eso haría «acentuar la confrontación y el enfrentamiento» y podría provocar «la fractura social».

A su juicio, «hay que arbitrar mecanismos políticos pero que busquen el encuentro y descansen sobre planteamientos incluyentes, no sobre una parte de la población en contra de la otra».

Josu Erkoreka ha insistido además en proclamar «el más absoluto respeto» del Ejecutivo de Euskadi a «las iniciativas» impulsadas desde las instituciones y «la mayoría social y política» catalanas, porque tienen «un amplio respaldo democrático» y persiguen «articular la convivencia sobre bases nuevas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos