Koldo Zuazo: «El origen del euskera bizkaino puede encontrarse en la zona de Vitoria»

Koldo Zuazo, en la biblioteca del centro cívico Hegoalde, donde ofreció ayer una conferencia. / BLANCA CASTILLO
Koldo Zuazo, en la biblioteca del centro cívico Hegoalde, donde ofreció ayer una conferencia. / BLANCA CASTILLO

El investigador sostiene que en la mayor parte de Álava «se ha hablado euskera» y que en el territorio se formó el dialecto occidental

LAURA ALZOLA VITORIA.

El profesor de Dialectología y Sociolingüística del Euskera en la UPV y académico correspondiente de la Euskaltzaindia Koldo Zuazo Zelaieta (Eibar, 1956), ofreció ayer una conferencia sobre el euskera alavés en el centro cívico Hegoalde. Zuazo es el autor de la clasificación actual (1998) de los dialectos del euskera y, entre sus aportaciones, se encuentra además el haber concretado sus lugares de origen. En la charla, explicó lo que se sabe sobre la historia del vasco en Álava. Entre otras cosas, que el euskera que se habla ahora en Bizkaia y en el Valle del Deba puede provenir de la zona de Vitoria.

- ¿El origen del bizkaino podría ser Vitoria?

- Eso dicen las últimas investigaciones, sí. Suena raro porque siempre se ha pensado que el origen del bizkaino era Bizkaia, de ahí su nombre. Pero últimamente hemos observado que, al parecer, provendría de la zona de Vitoria.

- ¿Ese euskera se extendió?

- Sí. Vitoria fue durante mucho tiempo la ciudad más importante de la zona occidental. Hoy estamos de acuerdo en que el origen podría estar aquí. La grandeza de Bilbao viene del siglo XIV, mientras que Vitoria ya era importante en el siglo IX.

- ¿Qué se ha descubierto?

- Cuando estudié el valle del Deba me di cuenta de que la zona sur era más bizkaina en el habla que la norte. Y me pareció extraño. En ese momento me di cuenta de que el origen de aquel dialecto no estaría en Bizkaia sino en Álava. Desde 2007, he encontrado en la zona de la Burunda, en Navarra, muchas características del bizkaino, en los pueblos que hacen frontera con Álava. Lo mismo ocurre en Goierri, donde existen estas trazas del bizkaino sin que hubiese ningún contacto conocido con Bizkaia, y sí, sin embargo, con Álava, y sobre todo con Vitoria. Con todos estos datos está claro que hemos estado muy despistados.

- ¿Existen pruebas documentales?

- Sí, desde hace sólo sesenta años, pero las hay. En 1958 tuvimos conocimiento del euskera alavés. Ese año se hizo público un manuscrito firmado en 1562 por un italiano, Nicolao Laccurdi, que presentó una lista larga de palabras a ser traducidas al euskera. No dijo quiénes colaboraron con él, pero hoy sabemos que seguramente serían de Vitoria. Hay más documentos. Por ejemplo, una pequeña traducción en Araia, y los versos en 'arabarra' de un fraile de Sabando, al este de Navarra, en la frontera. En todos los escritos hemos encontrado características que hasta ahora teníamos por vizcaínas. Pero no hay una explicación de cómo pudieron ir de una zona a otra. Todo apunta a que el origen del dialecto occidental del euskera es Vitoria.

-¿Hay conocimiento de estas investigaciones entre la ciudadanía?

- No lo suficiente. Al final, hemos recibido propaganda. Durante mucho tiempo se nos hizo creer que Álava no era euskaldun. Las primeras informaciones sobre el 'arabarra' nos llegaron en 1956, gracias al alavés Gerardo López de Guereñu. Publicó la recogida de la toponimia de Álava y 'Voces alavesas', una recopilación de palabras usadas en el territorio que, sin saberlo la gente, son vascas. Para mí ha sido una sorpresa saber que en la mayor parte de Álava se ha hablado euskera y que ha sido en esta zona donde se forma el dialecto occidental.

El idioma y el cine

- Usted colaboró con el guión de 'Errementari'. ¿En qué consistió?

- Sobre todo, les asesoré. En el siglo XIX en el que transcurre la historia, aún no se había hecho el euskera estándar y, en esa época, en Maeztu se hablaba euskera. Había que tener cuidado, no podía inventarse nada. Tenemos cierta información del euskera de esa zona, pero no completa. Por eso, tomamos algunas cosas del de la zona de la Burunda, que tenía muchas similitudes.

- ¿Confía en que el cine ayude a despertar interés por el 'arabarra'?

- Para los alaveses, poder escuchar cosas de su euskera antiguo, puede ser bonito, sí. En la película sale una persona hablando en el dialecto de Goierri, en honor a Barandiarán. Además, aparecen los demonios y un hombre de la diputación, que hablan en euskera estándar. Sólo las personas del pueblo, llanas, hablan en ese euskera con cierto toque de 'arabarra'. Son estos registros los que pueden ayudar a fortalecer la lengua. Muchas veces, en las películas, utilizamos un euskera plano, siempre igual, y eso al final, no es real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos