El Correo

Nuevos vecinos en la 'calle de los concesionarios'

El nuevo McDonald's, que se construye junto al supermercado de Lidl.
El nuevo McDonald's, que se construye junto al supermercado de Lidl. / BLANCA CASTILLO
  • El Alto de Armentia, antaño límite de la ciudad destinado en exclusiva a la industria escaparate, alberga ya comercios, restaurantes y hasta pistas de pádel que conviven con los clásicos negocios de venta de coches

En la ‘calle de los concesionarios’ de Vitoria todavía se pueden comprar coches, pero también se pueden hacer ya otras muchas cosas. En el Alto de Armentia, antaño límite de la ciudad en la salida hacia Madrid, las grandes vidrieras con flamantes turismos y los puntos de reparación o de neumáticos ya no están solos. Desde hace unos meses esta arteria de la ciudad cuenta con nuevos y reformados supermercados, una segunda gasolinera, ha estrenado un centro de pádel y prevé, en breve, este mismo mes, la apertura de un Mcdonald’s. Por no hablar de las viviendas que, en su zona más próxima a Ibaia, han convertido la calle en una zona residencial con bares y otros negocios, como una clínica de reproducción asistida.

El Alto de Armentia ya no es lo que era. Ha cambiado mucho en los últimos años, pero el verdadero cambio de actividad se ha acelerado en los últimos meses. Varios promotores han aprovechado los últimos cambios urbanísticos aprobados por el Ayuntamiento de Vitoria en las zonas industriales para crear nuevos negocios. En septiembre del año pasado, PP y PNV llegaron a un acuerdo para que las principales avenidas de los polígonos industriales de la ciudad pudieran contar con zonas deportivas, gimnasios o canchas de juego.

Este cambio exigió una modificación puntual del Plan General para flexibilizar los usos de las parcelas de la ciudad. Las nuevas reglas del juego han animado a impulsar Pádel Pista Norte, un nuevo espacio deportivo y de ocio que se inauguró hace unas semanas en el Alto de Armentia 24, en las instalaciones de la clausurada empresa Rufhor Azpiri. El complejo cuenta con unas modernas instalaciones, gimnasio, una zona de ocio abierta a todos los públicos con ludoteca, sala de billar, restaurante con amplia oferta gastronómica, txoko, tiendas o zona de bienestar. Una nuevo uso para una zona que sorprende por su dinamismo.

Goteo de nuevos negocios

Y es que el goteo de nuevos negocios no cesa. La próxima inauguración será la de un McDonald’s que abrirá sus puertas junto al supermercado Lidl el próximo 22 de octubre. La cadena, que ofrecerá un día antes una fiesta de inauguración, pondrá en funcionamiento su tercer restaurante en la capital alavesa, tras los del centro comercial Gorbeia -el más antiguo- y el de Portal de Gamarra. Al igual que en estos últimos, los clientes contarán con zona de juegos para los niños y la posibilidad de utilizar un servicio rápido de recogida del producto sin bajarse del vehículo.

Este despertar comercial comenzó cuando Mercadona eligió esta avenida para abrir su primera tienda en Euskadi, que inauguró el pasado octubre. El simple anuncio de ese proyecto generó interés y provocó la reacción de otras empresas de la zona. Lidl, que ya contaba con un supermercado en la zona, no dudó en derribar su establecimiento para levantar otro nuevo y ampliar su sala de ventas.

La batalla comercial no sólo se libra en el sector de la distribución o en el automovilístico. En el sector del carburante, también hay competencia. A finales de primavera, una segunda estación de servicio se instaló en la calle a pocos metros de la gasolinera de Galp y cuenta con surtidores autoservicio y disponibles las 24 horas. Los responsables de la instalación, ubicada frente a Mercadona, presumen de ofrecer precios bajos, lo que ha atraído a numerosos conductores.