https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Todo cuanto sabemos de PlayStation 5 y Xbox Scarlet

DualShock 4 y Xbox One Controller /Web
DualShock 4 y Xbox One Controller / Web

Ya se está hablando sobre las siguientes consolas de Sony y Microsoft

SARA BORONDO

El mundo del videojuego es rápido y exigente. Ahora que Xbox One y PlayStation 4 están en su momento cumbre, con catálogos consolidados y fuertes y distintas versiones de ambas consolas en el mercado -unas más baratas y otras más potentes- ya se empieza a hablar de cómo serán y cuándo llegarán el siguiente hardware de videojuegos de Sony -lo que sería PlayStation 5- y de Microsoft -la conocida de momento como Xbox Scarlet-.

Todos los rumores apuntan a finales de 2020 como el momento en que llegará al mercado la nueva PlayStation, después de que en mayo el presidente de Sony Interactive Entertainment (SIE), John Kodera, afirmase en una charla a sus inversores que PlayStation 4 -que ha vendido de momento casi 80 millones de unidades- ha entrado en la fase final de su ciclo de vida. Aunque Sony esté viendo las características que tendrá su siguiente hardware de videojuegos, los kits de desarrollo deberían llegar a los estudios que fabriquen juegos para esa consola al mínimo un año o año y medio antes de su lanzamiento y, de momento, no ha habido ninguna noticia al respecto, lo que indica que la llegada de la siguiente consola PlayStation está aún lejos.

La nueva consola de Sony, según apuntó Techpowerup hace tres semanas, podría tener una gráfica AMD Vega con arquitectura Navi, una solución que AMD fabricaría a medida para Sony, y un procesador Ryzen que, según ha publicado SemiAccurate, tendría ocho núcleos Zen y memoria de alto rendimiento GDDR6 (la que utiliza actualmente Xbox One X).

El jefe de la division Xbox, Phil Spencer, afirmó en una entrevista publicada en la revista Weekly Famitsu que Microsoft está ya hablando con distintos fabricantes de hardware para ver qué características debería tener la siguiente consola de Microsoft pero aunque la empresa haya reconocido que está ya estudiando qué características tendrá, tampoco se espera que salga al mercado antes de 2020, e incluso puede que un año más tarde.

Entre las características de las que ha hablado de momento están la resolución y la tasa de imágenes por segundo en cuanto a los gráficos, unos tiempos reducidos de carga y una inteligencia artificial que consiga que los personajes parezcan más vivos. En una entrevista con Giant Bomb Spencer aludió especialmente a conseguir una alta tasa de imágenes por segundo y a reducir los tiempos de carga como características de Scarlet: «Creo que el frame rate es un área en la que las consolas pueden conseguir más», dijo y añadió: «Si nos fijamos en el equilibrio entre la CPU y la GPU en las consolas actuales están un poco fuera de onda respecto a lo que tenemos en PC». En cuanto a la velocidad de carga, Spencer apuntó: «siempre pienso que los juegos deberían empezar más rápido».

Lo que sí han apuntado quienes conocen a Sony y Microsoft desde dentro es que en los siguientes proyectos de ambas empresas el servicio de retransmisión de videojuegos, conocido por su nombre inglés streaming, tendrá gran importancia. Spencer afirmó en el pasado E3: «Jugar en cualquier parte, sin importar el dispositivo y con el máximo rendimiento es el mayor reto de la industria a corto plazo» y Andrew House, que fue presidente de SIE hasta octubre de 2017, apuntó en una conferencia pronunciada en mayo en la GamesBeat: «Creo que el streaming será el siguiente punto de inflexión en la industria», aunque añadió que para que sea así las fabricantes del hardware deben estudiar sus posibilidades de negocio en esta característica para sus siguientes consolas.