Las nuevas funciones de WhatsApp en 2019

WhatsApp /Web
WhatsApp / Web

Las últimas betas arrojan novedades en cuanto a privacidad y reproducción multimedia

José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Con el 'reto de los 10 años' en boca de todos, el fundador de WhatsApp debe andar perplejo. No en vano, su creación ha logrado lo imposible durante la última década: revolucionar nuestros hábitos de comunicación.

Concebida como una 'agenda inteligente', donde cada usuario podía indicar su disponibilidad, WhatsApp terminó por convertirse en una de las aplicaciones más descargadas del mundo. No en vano, suma 1.500 millones de usuarios activos por mes, quienes envían una media de 60.000 millones de mensajes al día.

Sus funciones fueron ampliándose en consecuencia: del texto al vídeo y las notas de voz, pasando por los grupos de conversación, las videollamadas y los más recientes estados. Pero no nos engañemos: muchas de éstas responden a la feroz competencia en el segmento de las aplicaciones de mensajería instantánea (con Telegram como alternativa más extendida).

Sabedores de que la inclusión de publicidad puede arrebatarles cuota de mercado, los ingenieros de WhatsApp prosiguen en la implementación de novedades. Muchas se conocen por las versiones en fase de pruebas ('beta') de la app, si bien aún tardarán algunos meses en habilitarse para el montante de usuarios. Son las siguientes.

Desbloqueo biométrico

Como informamos el pasado octubre, WhatsApp se hará compatible con los diferentes sistemas de reconocimiento facial y dactilar, atesorados por la mayoría de dispositivos inteligentes. Así, necesitaremos confirmar nuestra identidad por alguno de estos métodos para abrir la aplicación, tras activar la opción al efecto en el apartado de 'privacidad', dentro de 'ajustes'.

Si la identificación falla por cualquier motivo, WhatsApp demandará el código de desbloqueo del terminal.

Modo oscuro

Multitud de aplicaciones y sistemas operativos (YouTube y macOS inclusive) están abrazando modos 'nocturnos', esto es, el oscurecimiento de sus interfaces. WhatsApp no podía ser menos, lo que reduce el consumo de batería y la tensión ocular del usuario, si es que consulta sus historiales de chat durante la noche o en lugares con poca luminosidad.

Previsualización multimedia

La consulta de mensajes desde el centro de notificaciones del teléfono es uno de los atajos más agradecidos de WhatsApp. En lo sucesivo también podremos hacerlo con los vídeos y notas de audio que nos envíen, es decir, reproducirlos sin necesidad de abrir la aplicación.

Picture-in-Picture ampliado

Y hablando de archivos multimedia, las últimas versiones de la app de mensajería instantánea permiten seguir reproduciendo un vídeo aún cuando abandonemos la conversación a que pertenece (cual recuadro en pantalla).

Dicha opción se apoda 'PiP' (Picture-in-Picture) y tan sólo procede con enlaces de Facebook y Youtube... hasta dentro de poco, cuando también aplicará a cualquier vídeo enviado en formato 'mp4'.

Clasificación de contactos

Encontrar usuarios ajenos a WhatsApp es tarea imposible hoy día, de ahí que nuestro listado de contactos alcance proporciones kilométricas. Para facilitar su gestión, la app clasificará automáticamente las interacciones, listando (por ejemplo) aquellas personas con las que más hablamos.

Reproducción consecutiva de audios

Las notas de voz han llegado para quedarse. La vagancia generalizada está extinguiendo los mensajes de texto, resultando común toparnos con cadenas de audio por boca del mismo usuario. Minutos de escucha que se reproducirán de forma consecutiva también en Android, sin necesidad de apartar el móvil de la oreja para 'darle al play'.

Además, se limitará a 30 el número de audios que podemos enviar por vez.

Más pegatinas

Los stickers aterrizaron hace poco para aportar mayor contexto y desenfado a nuestras conversaciones (con permiso de GIFs y emojis). Se dice, se comenta, que el número de pegatinas aumentará exponencialmente durante los próximos meses. También que podríamos recibir algunas de carácter animado, para incluir en nuestras fotos o 'estados'.

Inserciones publicitarias

La medida más polémica de WhatsApp este año es la inclusión de publicidad en los 'estados' (referidos como 'stories' en Instagram y Facebook). Los anuncios se intercalarán entre las 450 millones de publicaciones verticales registradas a diario, tras aceptarse (obligatoriamente) los términos y condiciones de la aplicación.

Eso sí, sus responsables perjuran que dichas inserciones no llegarán a los chats.

Acceder a las nuevas funciones antes que nadie

Para 'catar' las novedades de WhatsApp antes que la mayoría de usuarios hemos de inscribirnos en los respectivos programas de testeo para iOS y Android.

Con el sistema operativo de Google debemos acceder a este enlace y pinchar en «convertirse en tester«. A partir de ese momento podremos instalar las sucesivas versiones en fase de pruebas ('betas'), remitiendo cualquier fallo identificado o sugerencia a la cuenta de correo: android@support.whatsapp.com.

Si poseemos un iPhone o iPad, la inscripción se realiza a través de la aplicación TestFlight. Tras su descarga, accedemos a este enlace y formalizamos la solicitud... si es que existe disponibilidad, ya que actualmente se han ocupado las 10.000 plazas habilitadas.

En cualquiera de los casos, téngase en cuenta que hablamos de software en proceso de desarrollo, por lo que estaremos expuestos a imprevistos tales como cierres de aplicación inesperados o problemas de rendimiento.

 

Fotos

Vídeos