Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El surtidor de Europa

El surtidor de Europa

A partir de octubre, cada gasolina llevará un símbolo que la identifique para que el conductor se provea del carburante apropiado para su vehículo. Los fabricantes también habrán de incorporar las etiquetas

ANTONIO PANIAGUA

Ya existían etiquetas para identificar las prestaciones de un neumático o clasificar los vehículos en función de su eficiencia energética. A toda esta ristra de precintos pronto vendrán a sumarse otros que ayudarán al consumidor a discernir entre los muchos tipos de combustible que hay en el mercado. A partir del 12 de octubre de este año entrará en vigor una norma de etiquetado de los combustibles en toda la UE, que se aplicará también en Islandia, Liechtenstein, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía. «Esto no es nada del otro mundo. Al principio había gasolina con y sin plomo, luego vinieron la súper y la normal, la de 95 y la de 98. Al final, siempre acabamos acostumbrándonos», dice Pedro Jiménez, trabajador de una estación de servicio al norte de Madrid, que lleva 28 años proveyendo de combustible a los conductores.

Contenido Patrocinado

Fotos