Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Arrupe, más cerca de los altares

Pedro Arrupe recibe la visita de Juan Pablo II poco antes de su fallecimiento, el 5 de febrero de 1991, a los 83 años./E. C.
Pedro Arrupe recibe la visita de Juan Pablo II poco antes de su fallecimiento, el 5 de febrero de 1991, a los 83 años. / E. C.

Los jesuitas preparan el informe preliminar para abrir la causa de canonización del carismático general de la Compañía 27 años después de su muerte

Pedro Ontoso
PEDRO ONTOSO

De la calle Pelota de Bilbao a los altares. Todo indica que Francisco, el primer Papa jesuita en la historia de la Iglesia, ha dado luz verde a los trabajos previos para la causa de beatificación del religioso vasco Pedro Arrupe, general que imprimió a la Compañía de Jesús una línea liberal y abierta. La orden ya comunicó de manera oficiosa e informal a las autoridades vaticanas que deseaba empezar el proceso. Se trata de un paso de gigante. La causa ha permanecido dormida durante años probablemente porque el gobierno del 28 prepósito general de la orden fue muy controvertido. El jesuita vizcaíno mantuvo un serio enfrentamiento con Juan Pablo II, ahora santo gracias también al pontífice argentino. El actual Papa rezó ante la tumba de Arrupe apenas cuatro meses después de su elección, el 31 de julio de 2013, día de San Ignacio.