«UPyD y Ciudadanos nos hemos conocido más desde que ocurrió lo de Cataluña»

Maite Pagazaurtundúa/E. C.
Maite Pagazaurtundúa / E. C.

La dirigente magenta encabezará la integración de su partido en las listas de Cs para las próximas citas electorales

LORENA GIL

UPyD está negociando integrar a algunos de sus rostros más conocidos en las listas de Ciudadanos para las próximas citas con las urnas. Desde las europeas, hasta las municipales y forales, y los comicios generales de abril. Una de las personas que se situará bajo el paraguas del partido naranja con la vista puesta en reeditar su escaño en Bruselas es Maite Pagazaurtundúa, hermana del jefe de la Policía Municipal de Andoain Joseba 'Pagaza' asesinado por ETA y única eurodiputada de UPyD.

- ¿Cómo se ha fraguado la alianza?

- De lo que se está hablando es de conformar unas listas incorporando a personas, sin dejar de ser cada uno quien es, para trabajar en cuestiones estratégicas. En el Parlamento europeo nos hemos conocido más después del 6 y 7 de septiembre de 2017. Con todo lo que ocurrió en Cataluña, irrumpieron allí también las mentiras, la propaganda y la estrategia para desacreditar el Estado de Derecho español. Aquellos que no estábamos en esa operación hemos estado muy juntos.

- Hay quienes lo ven como una unión natural ya que comparten idearios comunes.

- Sobre todo para cosas de país. No solo nos une defender aquí y allí la España democrática, sino también la Europa democrática. Es nuestra casa, el espacio que nos permite no estar a la intemperie. Esos mensajes de 'Europa nos roba', etcétera. Propagandas falsas. El mundo ha cambiado mucho, las certezas y la unidad hacen más falta que nunca. El coste de la no Europa o de la no España sería enorme. En esos ámbitos UPyD y Ciudadanos tenemos mucha sintonía.

- Y a usted, ¿le apetece integrarse en Ciudadanos?

- Ya me conocen. Me gusta trabajar por libre, soy una persona mayorcita. Si esto sale adelante de una manera natural y digna, yo encantada.

- ¿Qué otra opción le quedaría a UPyD?

- Poca, la verdad. En UPyD hay gente trabajadora a la que nos ha importado más el objetivo que la marca.

- ¿Acabará diluyéndose el magenta en el naranja?

- No lo sé. Debemos poner cada uno nuestro granito de arena para evitar que se desestructure nuestra unidad territorial y el Estado de Derecho. Sin el paraguas de la UE no somos nada.

- ¿Pero contempla que UPyD pueda desaparecer?

- Hombre, es una situación muy delicada. Eso sí, estamos dispuestos a trabajar hasta el último aliento.

- Las encuestas dan doce escaños a Ciudadanos en Bruselas. ¿En qué puesto irá usted?

- Las negociaciones siguen. Pero si hay voluntad para que demos el paso, imagino que es para salir. No contemplo otra cosa.

- Entre los diez primeros...

- Imagino que sí. Supongo que en una semana o así se cerrará.

- De lo que se habla es de una colaboración «global». No solo para las europeas, sino también para las municipales y forales, y las generales.

- Sí. Va más allá de las siglas, lo que hace que todos dejemos atrás historias del pasado.

- ¿Pedirá el voto para Rivera?

- Ya veremos. Es uno de los líderes jóvenes de este momento político, una persona con capacidad para sacar adelante un proyecto difícil. Hay partidos que nadie hubiese pensado que tendrían menos de cien diputados. Es una situación insólita.

- El líder de Ciudadanos se ha presentado como la opción de «centro para unir las dos Españas».

- Es que uno de los problemas que tenemos es que los polos tiren de la política, la dogmaticen y la violenten de tal manera que sea muy difícil llegar a pactos en cosas que son fundamentales. Es legítimo irse a las esquinas, pero no dan los cauces para trabajar en lo que de verdad necesitamos.