El PSOE llama a Podemos para retomar la negociación

Pablo Iglesias. /Óscar del Pozo (AFP)
Pablo Iglesias. / Óscar del Pozo (AFP)

Carmen Calvo se pone en contacto con Pablo Echenique y pactan una nueva reunión para tratar de salvar la investidura en la votación de este jueves

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

No hay un minuto que perder. La vicepresidenta Carmen Calvo, jefa del equipo negociador del PSOE, ha llamado esta tarde a Pablo Echenique, su interlocutor en Podemos, para retomar las negociaciones entre ambas formaciones de cara a salvar la segunda votación de investidura, que se celebrará el jueves a partir de las 14:25 horas.

Nada más consumarse el fracaso de la votación de hoy, en la que Pedro Sánchez solo ha logrado recabar el apoyo del único diputado del PRC, la cúpula socialista se ha encerrado en una sala del Congreso por espacio de más de tres horas para buscar una salida a la actual situación de bloqueo.

En la reunión han participado Sánchez, Calvo, la número dos del partido, Adriana Lastra, y los ministros José Luis Ábalos y María Jesús Montero. A su conclusión, se ha producido la conversación entre la vicepresidenta y Echenique para volver a encontrarse en la mesa de negociación, a la que los socialistas acudirán con una nueva oferta para repartirse el Consejo de Ministros. Dado el escaso margen de tiempo, podría ser el último cartucho para salvar la investidura.

El PSOE presentará una nueva oferta de reparto de competencias en el Gobierno de coalición

La cuestión es hasta qué punto están dispuestos a ceder unos y otros. El fracaso de la primera votación se daba por hecho, porque Sánchez no podía alcanzar la mayoría absoluta. Pero el éxito de la segunda, de haber acuerdo con Unidas Podemos, estaría garantizado, tras adelantar esta mañana ERC su disposición a abstenerse. Votos más que suficientes para que el candidato socialista sea finalmente designado presidente tres meses después de la celebración de las generales.

Más ministerios

El problema está en que la anterior oferta que el PSOE puso sobre la mesa no es ya que fuera insuficiente para Podemos, sino que ha indignado a sus dirigentes. Consideran que los socialistas tratan de tomarles el pelo o, como espetó Pablo Iglesias a Sánchez el lunes, de «humillarles y pisotearles».

La formación morada se queja de que el PSOE aspira a quedarse con todos los ministerios que ya controla y dejar en manos de Podemos otros de nueva creación vacíos de competencias. La propuesta incluiría una vicepresidencia para Irene Montero, como ha revelado Calvo esta mañana.

En Podemos se sostiene que, con la renuncia de Iglesias a entrar en el Consejo de Ministros, ya se ha cedido todo lo que se podía ceder. Por eso, insisten, o se produce un reparto de poder proporcional de las competencias del Ejecutivo o Sánchez no tendrá su apoyo. La voluntad, en cualquier caso, es alcanzar un acuerdo, algo que la formación morada ha querido dejar patente al cambiar el voto en contra de Sánchez que tenía decidido a primera hora de la mañana por la abstención.