Lecciones de montañismo

Los picos rodean los lagos de Gerber en un paisaje que alterna el color de las rocas con el verde de los bosques./
Los picos rodean los lagos de Gerber en un paisaje que alterna el color de las rocas con el verde de los bosques.

Ruta ideal para ir con niños por uno de los más impactantes espacios del Pirineo catalán

IRATXE LÓPEZ

Dicen quienes han recorrido bien la zona que el Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici es uno de los más conocidos del Pirineo catalán. Su periferia, aunque menos visitada, guarda otros rincones por descubrir como los de la región del Alt Pallars. Allí destacan los lagos de Gerber, espejos de agua de origen glaciar que el cielo utiliza cuando desea admirar su propia belleza. En el reflejo de sus aguas cristalinas los pájaros prolongan el vuelo mientras el sol sonríe orondo, al contemplar la redondez de su cara. Una ruta sencilla, apta para familias, ayuda a descubrir estas formaciones a través de un camino de alta montaña señalizado. Comienza en el aparcamiento del Clot Gran, en una cota elevada del puerto de la Bonaigua. La caminata atraviesa el valle de Gerber, en el Pallars Sobirá (Lleida), que limita al oeste con el Valle de Arán.

Desde el parking ha de tomarse el sendero que baja en dirección oeste-suroeste, con la intención de cruzar el río de la Bonaigua usando un puente de madera. Justo al lado una señal indica la ruta. Paisaje de ganadería extensiva, eso encontrará el turista. Toparse con rebaños de ovejas, vacas y caballos es, por tanto, sencillo. La senda gira hacia el sur, avanza a través de una zona abierta ornada por matorrales de retama de montaña o ginesta y rododendros. Bloques de granito hacen de las vistas un caos rocoso liderado por los Tres Puis (2.608 m) y el pico de la Xemeneia (2.825 m) al frente. A la izquierda se extiende el valle de la Bonaigua, lienzo en el que la carretera hacia el puerto dibuja un zigzag.

Lagos de Gerber lleida

Dónde
A 17 km de Salardú.
Salida
Aparcamiento del Clot Gran.
Distancia
6,6 km.
Tiempo
2,50 horas.
Recomendaciones
Conviene afrontar el paseo de junio a octubre, fuera de este periodo puede haber nieve.
Cómo llegar
Acceso desde Esterri d'Àneu (Pallars Sobirà) o desde Salardú (Valle de Arán).
Web
lleidatur.com y www.aiguestortes.info.

Mientras el camino vira al sureste, el mundo queda envuelto dentro de un hermoso bosque de pino negro. La ascensión es sencilla. Tramos de arbolado y claros alternan protagonismo para no aburrir a los ojos que anhelan fijarse en cada recoveco. El descenso surge antes de acceder al primero de los lagos, la Estanyera. Redondo, una muralla rocosa lo vigila desde el sur. Es buen momento para descansar y embelesarse con los regalos que la Madre Tierra ha concedido a sus vástagos. Tras bordear la laguna por su derecha, el camino se mueve entre llanos repletos de prados de alta montaña y zonas empinadas y pedregosas. El barranco del río de Gerber acompaña el discurrir por la izquierda. Se abre sin prisa mientras avanza.

Travesías

En la desembocadura del segundo lago el agua juguetea con las rocas. Filtra sus extremidades líquidas entre ellas, en una suerte de escondite inglés. La Estanyera del Mig premia el esfuerzo con su humedad cristalina. Desde allí pueden observarse los Puis del Gerber (2.744 m.). Hay que bordearlo para continuar. Girar en su extremo a la derecha y subir por un tramo rocoso de fuerte pendiente. Es solo un rato. Después el caminante recupera la llanada antes de conocer el tercero de los lagos, encajonado entre colinas, el de Gerber. Más grande, compite con el cielo en la intensidad de azul. El paisaje es espléndido, merecedor de aplauso. También vale la pena un rato de meditación, de silencio y soledad antes de volver deshaciendo el camino. Si a alguien se le ha hecho corto puede continuar hasta una bonita cascad

Más allá, en dirección sur, es posible llegar hasta el Estany Llong, el Estany Redó, el Estany Gelat o el Estany de l'Illa. Junto al refugio libre de Gerber comienzan varias travesías: la ascensión al pico de Amitges, al de Saboredo o a los de Bassiero; y los enlaces con el valle y refugio de Saboredo por el Estany Glaçat, con el valle de Amitges por el collado de Amitges y con el valle de Cabanes por el collado de Bassiero.

Otros destinos

Pantano de Borén. Situado al sur de la población de idéntico nombre. Pertenece al río Noguera Pallaresa. Remojarse y preparar un picnic es lo típico allí. Se accede por la C-13 desde Esterri d'Àneu.

Refugio y ermita Mare de Déu de les Ares. Localizados en la vertiente pallaresa del puerto de la Bonaigua, eran un punto estratégico de descanso para viajeros que cruzaban el puerto. Se accede por la carretera C-28 desde Esterri d'Àneu o desde Salardú.

El puerto de la Bonaigua. Collado de montaña de 2.076 metros, comunica el Valle de Arán, en la vertiente atlántica de los Pirineos, con el Pallars Sobirá, en la mediterránea. La dura ascensión por la C-28 ha sido paso del Tour de Francia y la Vuelta a España.

Banhs de Tredòs. Su balneario se encuentra a los pies del circo de Colomers, encajonado entre colinas. El azufre de las aguas trata problemas dermatológicos, articulares y respiratorios.

Arreu y ermita de la Mare de Déu de les Neus. El espectacular valle de Arreu es uno de los últimos vírgenes del Pirineo catalán. El pueblo fue abandonado en los 80. Se accede desde Borén por el puente medieval de Arreu. Algo más arriba está la ermita románica.

Estación de esquí de Baqueira-Beret. Entre el Valle de Arán y el Pallars Sobirà. Cuenta con más de 150 kilómetros de pistas, destino de famosos y políticos.

Temas

Salardu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos