Fiesta de la Vendimia en Rioja Alavesa

Pisado de la uva durante la edición celebrada hace dos años en Yécora. /IOSU ONANDIA
Pisado de la uva durante la edición celebrada hace dos años en Yécora. / IOSU ONANDIA

Las bodegas festejan el inicio de la vendimia con una gran oferta enológica y un amplio programa de actos que arranca con el pregón a cargo de Loquillo

IRATXE LÓPEZ

Nació para celebrar el regalo líquido obtenido de la tierra, el oro carmesí de la Cuadrilla: su vino. Quienes luchaban por obtenerlo a diario, manchándose las manos e inclinando la espalda, decidieron que la mejor manera de honrar su presencia era dedicarle un festejo. Así surgió la Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa. Sucedía en 1994, con Laguardia como escenario, aunque su carácter itinerante ha conseguido que todas las localidades que integran esta comarca se impliquen, haciéndola suya, revitalizándola cada año gracias a la labor de voluntarios deseosos de mostrar su municipio y las bondades que lo riegan.

Fiesta de la Vendimia (Baños de Ebro)

Cuándo
15 de septiembre.
En autobús
La organización dispone de servicios de autobús desde Vitoria, Bilbao, San Sebastián y Beasain (14/15 €).
Web
www.fiestadelavendimiariojaalavesa.com .

Esta edición, la número 26, tendrá lugar el domingo 15 de septiembre. El enclave elegido, la localidad de Baños de Ebro. La idea es disfrutar de una jornada especial e intentar transmitir a los visitantes la peculiar forma de vida arraigada entre viñedos que presiden el paisaje, una existencia alrededor del caldo, impulso económico y cultural. Fuente de riquezas y vicisitudes. Patrón de obreros destinados a adorar sus generosos beneficios, los monetarios, corporales y aquellos que implican el alma. Porque es cierto, el vino predispone a la profundidad, a la reflexión contemplativa mientras tiñe la transparencia de un vidrio, a la escucha atenta y el deleite, a la vida sencilla... siempre que uno sepa moderarse.

El pistoletazo de salida lo da una actuación de grupos de danzas de la zona, a las diez y media de la mañana. Seguida a las once por la danza del vino, señor todopoderoso en esta cita. Y el pregón, encargado al cantante Loquillo, que animará con sus palabras a los congregados. ¿Qué tiene la celebración de curiosa? Entre otros asuntos el posterior pisado de la uva. Allí se recuerda la tradición, el instante en el que los pies bailan sobre el fruto prometido al estilo Keanu Reeves y Aitana Sánchez Gijón en la película 'Un paseo por las nubes'. Tal vez con menos poesía y sin tanta carga de erotismo, aunque es innegable la intimidad que se produce entre quienes extraen el jugo y las 'víctimas' de la operación.

Cata asequible

Recogido ya el primer mosto toca probarlo, no solo va a consistir la jornada en mirar. También habrá que degustar vinos de Rioja Alavesa hechos y derechos por un precio ajustado. A lo largo y ancho de la localidad anfitriona. Clasificados por pueblos y bodegas. Por siete euros cinco caldos más la copa de cristal, un montante más que razonable incluso para bolsillos deshilachados. Son datos prácticos, como el de que a las doce y media toca escuchar para aprender, asistir a catas comentadas sobre el vino de Baños de Ebro... ya que uno está allí, conviene enterarse de qué va la fiesta. Mientras tiene lugar el Gran Torneo Vendimia de Aizkolaris, hacha para arriba, hacha para abajo.

Dos jóvenes recogen el mosto del pisado.
Dos jóvenes recogen el mosto del pisado. / BLANCA CASTILLO

Como ya se ha bebido bastante, toca nutrirse. Los estómagos vacíos que tienden a empapar agradecen la comida en la que hacer pueblo, relacionarse y dedicar un buen rato a agasajar el cuerpo con placeres gustativos. Hecha la digestión, o durante, mandan los usos asistir a partidos de pelota preparados para las cuatro y media de la tarde.

Que nadie dude si llevar a los niños. Además del mosto, que siempre les endulza la mirada, la oferta de actividades está pensada para que ellos, igual que los adultos, se dejen llevar, repleta de juegos infantiles durante toda la jornada. Para redondear el día hay también ambientación musical, pasacalles, demostraciones gastronómicas, incluso puestos artesanos y con productos agrarios Label. De celebrar la tierra y sus frutos se trata en esta ocasión, ya lo habíamos advertido.

A concurso

Un espacio dedicado a la renovación del vino, al estallido de septiembre que provoca cada vendimia, no sería lo mismo sin concurso. El prestigio precede a esta prueba exclusiva para vinos con Denominación Rioja, Baja, Alta o Alavesa. La búsqueda del podio sirve de barra medidora para la calidad, da una pista sobre la bodega que alcanzará el primer puesto esta añada, así que muy atentos a los resultados. El certamen cuenta incluso con un apartado de 'Vinos Singulares' para aquellos que buscan un toque personal y distinguido, los llamados caldos de 'Autor, Garaje o de Alta Expresión'. Como dato curioso, y valorado entre los bodegueros, es la propia organización del concurso la que se presenta en cada bodega para recoger al azar las muestras de los vinos finalistas. El objetivo: competencia sin trampa ni cartón.