Estaciones familiares

Un destino familiar 5 estrellas

La estación de Grandvalira, vista desde arriba/Grandvalira
La estación de Grandvalira, vista desde arriba / Grandvalira

Extensas pistas cubiertas de grandes mantos de nieve, actividades para todos los públicos y un trato especial para los más pequeños. Grandvalira sigue reinventándose

JUANJO GONZALOMADRID

Es, para muchos, el gran paraíso de la nieve situado en la Península Ibérica. Sus pistas acumulan grandes cantidades de oro blanco durante toda la temporada y su apertura es prácticamente completa durante la época invernal. Grandvalira es uno de esos lugares a los que los usuarios acuden por primera vez y se acaba convirtiendo en destino habitual. En sus trazados también son bienvenidas las familias, pues los andorranos cuentan con un amplio abanico de actividades para que los más pequeños disfruten como nunca.

Esquiadores en la estación de Grandvalira
Esquiadores en la estación de Grandvalira / Archivo

Como aseguran desde su propia página web, ofrecen «todo lo que necesitan los reyes de la casa para pasar una fantástica jornada en Grandvalira. Circuitos infantiles, jardines de nieve o guarderías». Planes para todos los gustos y todos los niveles, empezando por aquellos que se inician en el mundo del esquí. Algo que no supondrá un problema en las pistas del Principado, ni siquiera en el caso de los más pequeños, pues los jardines de nieve y los circuitos infantiles proporcionan todos los detalles para que ellos también disfruten de sus primeros pasos sobre la nieve de forma divertida y agradable.

12 horas freestyle

No solo los amantes del esquí tienen su espacio, pues los habituales del freestyle o el snowboard encontrarán en sus tres snowparks -uno de ellos es nocturno- y la academia un área diseñado para ser la zona de encuentro de todos los amantes de estas disciplinas. Allí podrán aprender trucos y saltos, a la vez que desarrollarlos durante 12 horas sin descanso.

Grandvalira también se disfruta de noche
Grandvalira también se disfruta de noche / Grandvalira

Una muestra más de las múltiples opciones que Grandvalira pone en marcha para todos los usuarios que se acercan a la estación rodeados de su familia. Como el mushing, una de las actividades estrella dirigida a aquellos que quieren deleitarse con los paisajes espectaculares que reinan en el entorno andorrano.

Paseos sobre trineos arrastrados por perros que también pueden disfrutarse junto a amigos o en pareja, apto para todos los públicos. En ellos caben dos personas e incluso es posible conducirlos, pues la dificultad es baja.