llenar los archivos

De momento, lo que más urge a algunos es archivar la investigación de las grabaciones de Corinna sobre Juan Carlos I, que algunos independentistas desean que sea el último

llenar los archivos
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

El miedo a unas elecciones generales se ha convertido en pánico a la verdad, que seguimos diciendo que nos hará libres cuando sea capaz de librarse de las mentiras que la rodean. De momento, lo que más urge a algunos es archivar la investigación de las grabaciones de Corinna sobre Juan Carlos I, que algunos independentistas desean que sea el último. La presunta investigación de las grabaciones de Corinna, que conduce un juez del llamado 'caso Tándem' han puesto los archivos a reventar, pero aún quedan muchas cosas que investigar y hay quienes creen que lo mejor es dejarlas para luego. Están en manos del comisario jubilado José Villarejo, y muchos, por no decir todos, opinan que de ahí no van a pasar y si pasan no importa.

El impulso separatista quizá tenga los días contados, pero eso siempre depende de quienes lo cuenten. Del Tiempo, cuando se escribe con mayúscula, únicamente sabemos que es incesante, pero nuestra diversión favorita, aunque muy desigual, sigue siendo abroncar la Marcha Real. A estas sonoras manifestaciones las llamamos por ahora «muestras de desafecto». La relativa incertidumbre es saber a qué llama Quim Torra su «proyecto». Sólo sabemos que no coincide con el de la mayoría de españoles. Llega un momento en el que la ingenuidad es fronteriza con el cretinismo y parece que ese momento ha llegado. Lo que más nos desasosiega a algunos frívolos es que se carguen el fútbol con tanta marea amarilla. Con las cosas de jugar no deberíamos seguir jugando porque sólo divierten a los separatistas, que son muchos, pero no somos todos. Todavía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos