El paseo de Kilian Jornet junto a un precipicio que pone los pelos de punta

El alpinista catalán cuelga en Twitter un vídeo grabado mientras corre por la estrecha ladera de una montaña que produce vértigo y miedo a sus seguidores

ELCORREO.COM

Contaba hace unos días nuestro compañero especialista en montaña Fernando J. Pérez que Kilian Jornet (Sabadell, 1987) es un tipo feliz en la soledad de las montañas, que huye de los actos públicos y que cada vez que habla, no da puntada sin hilo. En su última entrevista, hace muy pocos días, el periodista le preguntaba: ¿A qué tiene vértigo? Y respondía: «Le tengo vértigo a la ciudad porque es un lugar que desconozco. Mi casa es la montaña. Puedo estar en Alpes, Pirineos o Himalaya y sentirlo así, pero puedo estar en Barcelona, Madrid o Nueva York y me siento forastero. Tengo miedo a eso, a dónde vamos como sociedad y a los problemas del medio ambiente, no a estar paseando en la naturaleza porque allí somos un animal más». Que no tiene vértigo a la montaña no hay ninguna duda si contemplamos el peligrosísimo paseo por uno de sus senderos favoritos que Jornet ha colgado en las redes y que pone los pelos de punta. El riesgo es evidente, aunque no para un hombre que responde así cuando le preguntan si teme a la muerte: «La muerte no da miedo, el miedo lo da si atraviesas por ejemplo un alud que se puede romper. Sabes que la consecuencia puede ser desde romperte algo hasta morir. El miedo viene del detalle del peligro en un momento, pero el miedo a morir es el miedo a vivir en cierto sentido. Tu llevas el volante y sabes los riesgos. En la montaña hay que saber cuándo tienes el control, y cuando no lo tienes no debes tener miedo porque puedes tomar decisiones estúpidas».

A tenor de estas imágenes, el catalán parece tener controlada la situación, aunque para quienes las observamos lleguemos a sentir pánico: corre por un sendero rocoso junto a un precipicio y al mismo tiempo graba la escena. De película de miedo.