La Batalla del Vino, candidata al título de Mejor Fiesta de España

Una cuadrilla de amigos se riega de vino de Rioja en las Campas de Bilibio./ E. C.
Una cuadrilla de amigos se riega de vino de Rioja en las Campas de Bilibio. / E. C.

La celebración jarrera se ha impuesto en la fase regional a las Jornadas de la Verdura de Calahorra y a las fiestas patronalesde la capital de la región

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

Para un jarrero no hay fiesta en el mundo que pueda equipararse a la Batalla del Vino. Los encarnizados baños que se desarrollan en las Campas de Bilibio tienen todos los ingredientes necesarios para otorgarle ese honor: es una celebración sana, que se disfruta con amigos y en la que la algarabía reina por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo, también es sabido que a la hora de establecer clasificaciones siempre interfiere un puntito 'chauvinista' y los vecinos de otras localidades consideran que las suyas sí que son fiestas de verdad.

Es por ello que Antena 3 ha organizado en esta recta final del verano un concurso para despejar las incógnitas y que el populacho decida mediante voto cuál es la mejor fiesta del país.

En la fase autonómica de esta iniciativa, la Batalla se ha erigido como la celebración por excelencia de todos los riojanos, ya que ningún otro festejo de la región ha conseguido hacerle sombra a la gran pugna vinícola que se bate a los pies de San Felices.

En esa fase regional, la Batalla del Vino se ha impuesto a otras celebraciones riojanas como las Jornadas de la Verdura de Calahorra, las fiestas de San Mateo (que comienzan este sábado en Logroño), las de San Bernabé (también en la capital riojana) y los Picaos de San Vicente de la Sonsierra, que cada Jueves y Viernes Santo estremecen con sus latigazos a los vecinos y visitantes de la localidad riojalteña.

Este pasado domingo la cadena de televisión daba por concluido el plazo para votar las fiestas desglosadas por cada comunidad autónoma y esta misma semana ha abierto otra ventana de apoyos para recabar sufragios hasta el día 24.

En esta fase definitiva del concurso, la Batalla del Vino –fiesta declarada de Interés Turístico Nacional– deberá pelear contra otras dieciséis celebraciones (una por comunidad autónoma) para convertirse en la Mejor Fiesta de España, honor que no conlleva más premio que el poder presumir de festejos con cierto rigor acreditativo.

Así, por parte de Andalucía compite en este último tramo la Semana Santa de Sevilla; por Aragón, las fiestas del Pilar; por Asturias, el descenso internacional del Sella; por Baleares, las fiestas de Sant Joan en la Ciutadella (con las famosas acrobacias de los jinetes sobre los caballos); en las Canarias la fiesta más popular son los carnavales de Tenerife; y en Cantabria, la Batalla de Flores de Laredo.

Castilla-La Mancha aparece representada por las Fiestas del Vino de Valdepeñas; Castilla y León, por las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque de Peñafiel; en Cataluña las fiestas más populares son las de Sant Jordi, en Barcelona; en Ceuta y Melilla, la fiesta de sacrificio del cordero; en Extremadura ha ganado la fase regional el Carnaval de Badajoz; y en Galicia la Fiesta del Agua de Vilagarcía de Arosa, mientras que enMadrid se han impuesto las fiestas de San Sebastián de los Reyes; en Murcia, las Fiestas de la Primavera, en Navarra, el Pilón de Falces; en Valencia las Fallas; y en País Vascom la Semana Grande de Bilbao.

Aunque aún restan casi dos semanas de votaciones, por el momento es una fiesta vinícola la que comanda la clasificación, pero no la jarrera. La primera posición la ocupan las Fiestas del Vino de Valdepeñas, seguidas por el Pilón de Falces y las fiestas de San Sebastián de los Reyes (características por sus encierros). La Batalla del Vino de Haro ocupa la cuarta posición en el ranking provisional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos