Fonsi Nieto soporta las embestidas de Alba Carrillo

Fonsi Nieto, en el aeropuerto de Barajas con una carpeta de demandas./EUROPA PRESS
Fonsi Nieto, en el aeropuerto de Barajas con una carpeta de demandas. / EUROPA PRESS

El Dj encaja con encomiable 'dontancredismo' el asedio de los paparazzi

Arantza Furundarena
ARANTZA FURUNDARENA

Al mal tiempo, buena cara. Es el refrán que este verano parece inspirar a Fonsi Nieto mientras sortea los dardos envenenados que le lanza su 'ex' Alba Carrillo, una mujer tan guerrera que hasta cuando saborea un polo de limón lo hace en plan «¡Chúpate esa!» (literal, en su Instagram). Mientras ella aprovecha su perfil más beligerante para labrarse una carrera de tertuliana despechada y polémica a lo Belén Esteban, Fonsi, impasible el ademán, recorre la piel de toro en su tour como Dj encajando con encomiable 'dontancredismo' el asedio de los paparazzi.

Hace unos días las cámaras de Europa Press lo sorprendieron en el aeropuerto de Madrid, con bermudas, equipaje de mano y una carpeta en la que podía leerse 'Demanda'. Estaba fresca aún la portada de la revista 'Semana' con la exclusiva de Carrillo explicando su ruptura con David Vallespín: «Fonsi se ha encargado de destruir mi relación», afirmaba la modelo. En lo que dura el trayecto sobre una rampa mecánica de la T4 de Barajas (y suelen ser largas y lentas), el ex piloto fue sometido a un interrogatorio exhaustivo acerca de dicha portada y de los agravios denunciados por Alba: que si él la presiona, que si le envía mensajes, que si piensa más en ella que en su pareja actual, que si solo le importa el dinero... Fonsi por toda respuesta se limitó a bajar la cabeza, ajustarse las gafas de sol y, una vez fuera de la rampa, a despedirse con un educado «Gracias, hasta luego».

De «señor» a «prehistórico»

La relación entre Fonsi y Alba Carrillo, padres de un niño llamado Lucas que en octubre cumplirá siete años, parecía ser idílica al comienzo de la tempestuosa separación de la modelo y el tenista Feliciano López, un matrimonio fallido que no llegó a cumplir su primer aniversario de boda. En aquel momento, Nieto arropó a la madre de su hijo y ella declaró que el expiloto era «un señor». Pero luego cambiaron las tornas y Alba terminó afirmando que tanto Fonsi como Feliciano eran «prehistóricos». Un adjetivo relativamente suave para la autora de la rocambolesca frase (dedicada a Feliciano López): «El que nace cerdo muere lechón»... Y es que además de haber descubierto al Benjamin Button de los gorrinos, Carrillo ha proporcionado a la lengua castellana (en el subgénero de los insultos) notables aportaciones.

Esta semana a Fonsi Nieto se le han multiplicado los frentes. A los ataques de Alba se ha venido a sumar la polémica por su cancelación de un bolo como Dj en la localidad cántabra de Hazas de Cesto. Los asistentes llegaron a acusarle de «falta de profesionalidad indignante». Sin embargo, la organización emitía poco después un comunicado en el que asumía «íntegramente» el error y aclaraba que «el artista no ha tenido nada que ver en el asunto». Fonsi ha publicado la carta en Instagram, pero lejos de aprovechar las redes sociales para quejarse, él las consagra al positivismo y al 'Carpe Diem'. «Este verano está siendo increíble!!! Que no se acabe nunca», proclamaba pletórico hace unos días, con los pulgares hacia arriba y sacando medio cuerpo por el techo de un todoterreno descapotado... Pero la procesión va por dentro y es muy probable que, tras este «verano increíble», Nieto esté planeando un otoño caliente con un chaparrón de demandas contra Alba Carrillo.