Eduardo Martínez: «Ha sido el mejor triatlón»

Los cinco ganadores en la distancia full posan con sus trofeos. /Rafa Gutiérrez
Los cinco ganadores en la distancia full posan con sus trofeos. / Rafa Gutiérrez

El director de la prueba de Vitoria destaca la eficacia del operativo para atender a los cerca de 2.600 deportistas

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

El palacio Europa fue ayer el escenario de la entrega de los trofeos del triatlón de Vitoria, con el que colabora EL CORREO. Un momento esperado por los participantes, agradecidos por el reconocimiento a sus esfuerzos y en el caso de los 'pro', con la recompensa de los premios en metálico que fueron desde los 6.000 euros para los ganadores en categoría masculina y femenina, Alejandro Santamaría y Sonja Skevin, respectivamente, hasta los 400 para los séptimos clasificados en la distancia full. En half, los campeones George Goddwin y Judith Corachán se llevaron el cheque por valor de 2.500 euros, hasta los 500 de recompensa para los quintos clasificados. Todo en un ambiente de celebración.

Los más aplaudidos fueron los grupos de edad, con un cariño especial para el exmarchador olímpico Josep Marín, vencedor en el tramo 65-69. La ceremonia, más ágil que en otras ocasiones, dejó para el final a la categoría élite, donde la guipuzcoana Helene Alberdi y la canaria afincada en la capital alavesa Ruth Brito fueron aclamadas, lo mismo que un emocionado Alejandro Santamaría que volvió a repetir «lo especial que es el triatlón de Vitoria».

Si una cosa caracteriza a la prueba gasteiztarra es la atención al triatleta, algo que se ha cumplido en casi todos los casos. El balance para el director Eduardo Martínez ha subido un peldaño más. «Ha sido la mejor edición de Triathlon Vitoria. Se han visto todas las mejoras que hemos ido implantando en los últimos años y eso se nota en la calidad y la atención a los propios triatletas que te lo transmiten. Por número de participantes, por los tiempos que se han hecho, el montaje con el servicio de transiciones o la ampliación de esos espacios, además de la seguridad y atención al triatleta, nos sentimos muy satisfechos».

Vencedoras del grupo 60-64 años, con el premio de EL CORREO.
Vencedoras del grupo 60-64 años, con el premio de EL CORREO. / Rafa Gutiérrez

Sobre algunas quejas derivadas de las dificultades en el segmento a nado o el 'drafting' que se dio en el ciclismo, Martínez explica que «en ningún triatlón de larga distancia del mundo que tenga participación masiva como Vitoria se puede garantizar que no haya 'drafting' aunque no esté permitido. La gente no respeta la normativa. La federación no ha tenido los suficientes jueces para controlarlo».

Siete millones de retorno

Con las inscripciones para 2019 ya preparadas para abrirse en septiembre, la organización insiste en traer más participación extranjera. Y sobre si Vitoria podría entrar en el circuito de triatlones de referencia mundial, Martínez reconoce el impacto que supondría para el territorio. «A Vitoria le queda estar en el circuito internacional ironman. Ya hemos hecho un campeonato del mundo. Pero somos conscientes de la dificultad. Se tendrían que dar condiciones como que se busque tener más pruebas en España del circuito y que las instituciones quieran apostar más», reconoce.

Las cifras que se han manejado sobre la repercusión del triatlón ofrecen un impacto económico global de siete millones de euros de retorno de un evento que alcanza el millón de euros de presupuesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos