Bautismo triunfal para la nueva 'San Nikolas'

Gorka Aranberri anima a los remeros de Orio ante el intento de remontada de la 'Sotera' con Cristian Garma en la popa./Lobo Altuna
Gorka Aranberri anima a los remeros de Orio ante el intento de remontada de la 'Sotera' con Cristian Garma en la popa. / Lobo Altuna

Orio suma en La Concha su cuarta bandera en siete jornadas y amplía la renta en lo más alto de la tabla

JULEN ENSUNZA

Orio tiene una fe ciega en sus posibilidades y el rédito obtenido hasta la fecha le otorga, además, la posibilidad de tomarse ciertas licencias que otros, dadas las circunstancias, no pueden permitirse. Una de ellas es estrenar la nueva trainera del constructor oriotarra Amilibia como lo hizo ayer, pese a los buenos resultados obtenidos con la otra embarcación, y encima seguir ganando. Nuevo golpe de autoestima. Otros clubes como Urdaibai y Donostiarra también tienen ese bote pero....

Y es que, aunque el técnico 'aguilucho', Jon Salsamendi, reconoció tras la regata que es una embarcación que «va muy bien en mar y llevamos meses entrenando con ella», no es menos cierto que su nivel de exigencia también es mayor y puede generar dudas sobre sus prestaciones. Tal y como rindieron ayer los amarillos en la bahía de La Concha -su segunda casa- no parece que sea el caso. Dudas, más bien ninguna.

Porque los patroneados por Gorka Aranberri no dan puntada sin hilo. Lo tenían todo muy bien estudiado y las cosas les volvieron a salir rodadas, pese a que tanto Santurtzi como Zierbena apretaron hasta la última palada en una jornada muy técnica y exigente para los patrones. Los 'galipos', al abrigo de la calle uno, salieron como un auténtico tiro en la tanda de honor y en el primer minuto de regateo ya mostraban ligeramente la popa a oriotarras y santurtziarras, a los que tenían a babor por la dos y tres. Hondarribia -baliza cuatro- al paso por el Aquarium ya cedía un bote y estaba claro que no era su día.

Sin embargo, al salir por la isla y llegar a mar abierto, los 'aguiluchos' pasaron al ataque. A 35 paladas y prácticamente sin que el bote cabeceara, comenzaron a abrir las primeras diferencias. En el último minuto antes de la ciaboga, un par de series les permitió llegar con una trainera de ventaja a la maniobra y claro, nada más realizar el giro, el maestro del surf que llevan en la popa comenzó a gozar de lo lindo.

Zierbena y Santurtzi, con el veterano Cristián Garma debutando como patrón de la 'Sotera', aceptaron el pulso, pese a que por momentos llegaron a estar hasta diez segundos por detrás de los oriotarras y parecía que la regata se rompía. Nada más lejos de la realidad. Era cuestión de paciencia y tino porque tal y como estaba la mar -con la marea bajando la ola era muy rápida- la desventaja se estiraba y se encogía cual goma hasta situarse en seis y ocho segundos sobre la dupla vizcaína a mitad de recorrido. La maniobra de la 'Sotera' no fue buena, lo que aprovecharon los 'galipos' para encaramarse a la segunda plaza.

Duelo de olas

Los dirigidos por Juan Zunzunegi, además, consiguieron recortar parte del terreno perdido sobre Orio en el tercer sector -tres segundos mejor en ese parcial-, pero de nuevo en cuanto los 'aguiluchos' realizaron el último giro volaron hacia meta. Aranberri tenía toda la bahía para elegir el rumbo que más le convenía y en un visto y no visto enganchó dos olas que dejaron otra vez a sus perseguidores por encima de los nueve segundos.

Pero la constancia y el buen hacer de santurtziarras y 'galipos', estos últimos cruzaron prácticamente todo el campo de regatas hacia la calle cuatro-cinco para empopar mejor, les permitió, cuanto menos, meter el miedo en el cuerpo a los 'aguiluchos' en unos espectaculares último metros.

La alegría ayer en la afición amarilla fue doble, bueno triple teniendo en cuenta también la victoria en féminas. Y es que, al bautismo triunfal de la 'San Nikolas' en el teatro de los sueños del remo se sumó el pinchazo de Hondarribia -fue sexta- lo que permite a los de Jon Salsamendi ampliar su renta al frente de la Liga Eusko Label hasta los once puntos. Un mundo tal y como están las cosas.

Orio, Santurtzi y Zierbena vivirán hoy (12.00 horas, ETB 1) en la Bandera CaixaBank de Castro un nuevo duelo al sol en la tanda de honor, de la que se cae la 'Ama Guadalupekoa' y entra una Urdaibai que sigue dando muestras de mejora. Ayer, los de Joseba Fernández, remando en peores condiciones, dominaron con solvencia la segunda tanda ante una Donostiarra muy motivada por el hecho de remar en casa.

Los patroneados por el canterano Eneko Bilbao aguantaron el impetuoso arranque de la embarcación guipuzcoana, que bogó por una de las mejores calles de la jornada -la uno-, y supieron amoldarse a las perfección a las circunstancias para llevarse el triunfo parcial y acabar cuarto en la general. Por abajo, Lekittarra continúa poniendo tierra de por medio con respecto a la zona de descenso, mientras que Astillero ya ha dado caza a San Pedro, último ayer, y la cosa está que arde.