Putin no asistirá al España-Rusia

Putin, contemplando el partido que midió a Rusia con Arabia Saudí. /Alexei Druzhinin (Efe)
Putin, contemplando el partido que midió a Rusia con Arabia Saudí. / Alexei Druzhinin (Efe)

El Kremlin alega problemas de agenda para explicar la ausencia del presidente ruso, que no se verá con el rey Felipe VI

EFEMOSCÚ

El presidente ruso, Vladímir Putin, no podrá asistir al partido entre las selecciones de España y Rusia, que se disputará el domingo en el estadio Luzhnikí de Moscú, por cuestiones de agenda, ha informado el Kremlin.

«Lamentablemente, la agenda de Putin no le permitirá presenciar el partido», ha dicho a la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. Hasta ahora en la agenda del presidente «ha figurado y sigue figurando» la asistencia a las ceremonias de la inauguración y la clausura del Mundial, ha confirmado. «Pero naturalmente, como todos nuestros aficionados, (el presidente) animará a nuestra selección», ha agregado .

Peskov ha confirmado además que Putin no tiene previsto reunirse con el rey Felipe VI, quien viajará a Moscú el domingo para asistir al partido entre España y Rusia. «No se planea una reunión (entre Putin y Felipe VI). La agenda del monarca español prevé solo una corta estancia en Moscú y, de hecho, llegará únicamente para ver el partido y luego abandonará la Federación rusa«, ha señalado el portavoz del Kremlin. Al mismo tiempo, ha destacado que en Moscú «se alegran mucho» por la visita del rey de España a pesar de su carácter breve.

Previamente, Putin prometió que vería «sin falta» el encuentro de los octavos de final entre La Roja y la selección rusa pero no sabía si la agenda le permitiría ir al estadio.

Rusia accedió a la segunda ronda del Mundial por primera vez en la historia postsoviética al situarse en el segundo puesto del grupo A con seis puntos, producto de sendas victoria sobre Arabia Saudí (5-0) y Egipto (3-1) y una derrota (0-3) ante Uruguay. Su rival, España, se hizo con el primer puesto del grupo B con cinco puntos, los mismos que Portugal, que quedó relegado al segundo puesto.