La nueva Inglaterra

Gareth Southgate apuesta por un fútbol alegre, ofensivo, mezcla calidad y velocidad, con Lingard, Dele Alli, Sterling y Kane

La nueva Inglaterra
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Con los tres partidos de hoy finaliza la segunda jornada en todos los grupos de este Mundial de Rusia de 2018. En el G, la selección de Inglaterra tiene una gran oportunidad de sellar su pase a octavos de final. Después de su agónica victoria en el primer partido frente a Túnez, la débil Panamá no debería ser rival para los británicos.

La nueva Inglaterra de un Gareth Southgate que apuesta por un fútbol alegre y ofensivo, mezcla calidad y velocidad, con Lingard, Dele Alli, Sterling y Kane, tiene la oportunidad seguir creciendo, madurando y reforzando este estilo a medida que vayan sumando partidos en este Mundial.

De momento está en una posición cómoda, algo que les estaba costando mucho alcanzar en las últimas grandes citas.

En el grupo H tenemos dos líderes inesperados que hoy se enfrentan entre sí. Japón y Senegal ganaron contra pronóstico sus partidos en la primera jornada, y uno de los dos, o los dos, tienen muchas posibilidades de estar en la fase de octavos de final.

No obstante Senegal tiene mucho más potencial y experiencia. Jugadores como N'Diaye, Niang, Diouf, Kouyate, Gueye, Baldé o el jugador del Liverpool Mané, que juegan en importantes ligas europeas, la mayoría en la Premier, deberían de imponerse a una defensa japonesa que parece algo blanda para poder llegar lejos en una cita de estas características.

Los nipones lo fían todo al potencial ofensivo de sus jugadores importantes. Inui, Kagawa, Honda, que en Rusia está disputando su tercer Mundial, y sus dos delanteros, Osako del Werder Bremen y Okazaki del Leicester.

Polonia y Colombia cierran la segunda jornada en el último partido del día. Ambos, con cero puntos, necesitan una victoria para tener alguna posibilidad de depender de ellos mismos para pasar a octavos de final en la última jornada.

En Colombia, la incógnita sigue siendo el estado físico de James Rodríguez, aunque ya desde el jueves se entrena con normalidad junto a sus compañeros. Unas molestias en el sóleo le impidieron jugar de inicio en el primer partido, pero todo hace indicar que hoy estará en el once inicial. Colombia, sin el jugador del Bayern de Múnich en el campo, se encuentra sin timón, y hoy tendrá que asumir la responsabilidad de un equipo que tiene un gran potencial ofensivo con Cuadrado, Quintero, Bacca, Falcao y el propio James.

Por el contrario, Polonia, casi con total seguridad, recupera a Kamil Glik. El central del Mónaco, que estuvo a punto de quedarse sin Mundial por una inoportuna lesión en el hombro jugando al fútbol-tenis a pocos días de iniciarse el torneo de Rusia, dotará de más seguridad y fiabilidad a una defensa que en el primer partido se mostró indecisa y pagó muy caro sus propios errores.

Con la defensa más protegida, Polonia necesita que aparezcan sus jugadores importantes y con más talento en ataque. Blaszczykoski y Milik deben asumir más responsabilidad a la hora de fabricar jugadas en ataque para que su estrella, el delantero del Bayern de Múnich, Lewandowski, pueda estrenarse en este Mundial con lo que mejor sabe hacer, marcar goles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos