Mundial 2018

Rusia 2018

Ningún anfitrión hace sombra a Rusia

Cheryshev, con tres goles, es el pichichi del combinado ruso./Reuters
Cheryshev, con tres goles, es el pichichi del combinado ruso. / Reuters
Grupo A

El equipo de Cherchesov bate récords en el arranque de un Mundial al que llegó sumido en las dudas

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Ningún anfitrión había logrado unos números tan brillantes como los que ha conseguido Rusia en la historia del Mundial. Nunca antes el equipo que jugaba como local había ganado los dos primeros partidos con tanta contundencia. Ha anotado ocho goles y solo ha recibido uno, el que firmó Salah desde el punto de penalti el pasado lunes. Las dudas que atemorizaban a la escuadra de Cherchesov han quedado, en parte, arrinconadas. Dos victorias, seis puntos y metida ya en los octavos de final... Después de que llegara con siete amistosos seguidos sin ganar, la peor selección de las 32 que disputan el Mundial, según el ranking FIFA –arrancó la competición en el puesto 70–, sonríe. Supera, en este sentido, el registro de la Francia de 1998, que despachó a Sudáfrica y a Arabia Saudí de forma contundente: siete dianas en su casillero, y ninguna en la de sus rivales.

Es cierto que los dos triunfos sumados hasta el momento se han producido frente a combinados de escaso pedrigí. Arabia Saudí –le metió un 5-0– aparece en el puesto 67 de la clasificación elaborada por la organización que rige el fútbol internacional. Mientras tanto, Egipto, que ya se ha quedado sin entrenador por la salida de Héctor Cúper, está en el lugar 45 y recibió un 3-1. Líder, se jugará el lunes el primer puesto con una Uruguay que ha sacado petróleo con sus dianas: dos tantos, dos victorias.

Entre sus anotadores destaca Cheryshev, un futbolista que no comenzó como titular y que se encontró con la lesión de Dzagoev en el debut y respondió con dos goles. Ya el lunes, desde el once inicial, anotó otra diana, y se encuentra en el segundo escalón de artilleros de la Copa del Mundo, a la altura de Diego Costa, pero por detrás de Cristiano Ronaldo. También otro suplente, Dzyuba, anotó en el estreno.

Por cierto, esos ocho goles que ha firmado Rusia son los mismos que necesitó España para ganar el Mundial de 2010 (2 a Honduras, 2 a Chile, 1 a Portugal, 1 a Alemania y otro a Holanda; no marcó a Suiza ni a Paraguay), y ya acumula más dianas que en los amistosos en este camino al Mundial. Otro dato, España, en su Mundial, hace 36 años, empató en el estreno contra Honduras y ganó de forma ajustada (2-1) Yugoslavia. No es el peor anfitrión, ni mucho menos. Ese honor recae en Sudáfrica que, tras dos jornadas, había empatado ante México y perdido contra Uruguay (0-3). En el otro lado de la balanza, Rusia, cuyo grupo se cruza con el de España. Y que el lunes tiene su primer examen frente a Luis Suárez, Godín y compañía.

Temas

Rusia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos