Manolo ya ve cerca poder entrar en Moscú con su bombo

Hierro saluda a Manolo el del Bombo./
Hierro saluda a Manolo el del Bombo.

El popular aficionado tras pedir ayuda al presidente Pedro Sánchez y mandar un email «a Putin» está más de cerca de poder animar como en los otros 9 Mundiales... ya que parece tendrá final feliz en Moscú

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

'Manolo el del Bombo' camina estos días taciturno en Krasnodar. Ha viajado a los tres partidos de la selección, ataviado con su traje rojo y amarillo (con esas zapatillas del mismo color personalizadas con su nombre) en el que pone que lleva 10 mundiales. Pero no ha podido disfrutar como en los anteriores. Y no hablamos del juego de España. Los dispositivos de seguridad de las autoridades rusas no le dejan meter el bombo en los estadios de Kazán y de Kaliningrado. «El primer día no hubo ningún problema. El segundo parecía que tampoco pero después de dar muchas vueltas llego a la puerta y me dicen que por la norma FIFA no se puede. Me dicen que son las normas, no me dan más explicaciones. De tres partidos y sólo me han dejado entrar con el bombo en el estadio en uno (el primero). Es lamentable que después de 10 mundiales que llevo no me dejen», lamenta.

Estaba casi resignado a aceptarlo después del encuentro ante Irán pero ante Marruecos su desesperación pasó a ser indignación. Ver a los aficionados rivales con bombos en los alrededores del estadio le entristeció más. En el vuelo de vuelta de Kaliningrado decidió que era momento de pedir ayuda a las autoridades para que le permitan acudir con el instrumento al próximo encuentro de la selección en Moscú. «Le he pedido ayuda a todo España, al presidente del Gobierno, a los Reyes y a la afición para que en el cuarto partido el bombo de España pueda estar el domingo dentro del campo», dice aprovechando que el Rey Felipe VI estará en el estadio . «Se lo he comentado a un directivo de la Federación pero no me han dicho nada. Espero que en estos días hagan algo, pero no por mí. Por el bombo que lleva diez Mundiales, 40 años de Mundiales sin problemas en ningún sitio y que ahora que puede ser el último no me dejen».

Manolo apuntó que antes de salir de España avisó a la FEF, que suele arroparle en este tipo de campeonato, que «veía negro el asunto» por las normas rusas iban a ser muy estrictas y deberían ayudarle tendrían que dejar entrar un bombo por selección. Incluso dice que ha mandado un email, con la ayuda del ex arbitro Celino Gracia Redondo, dirigido a Vladimir Putin para que interceda y pueda estar en el Luzhniki. «Espero que tenga la ayuda de él», dice antes de reconocer que ha hecho una canción para tener más eco: «Putin, amigo, ayuda a un amigo». El miércoles, durante la sesión, ya la cantaba mientras buscaba ayuda con la federación. «Alguien tienen que hacer algo, incluso el presidente del Gobierno...». En la mañana del viernes ya tuvo buenas noticias.

FIFA, al corriente

La FIFA sabe de su problema, la FEF también movió ficha, y se pondrá en contacto con Manolo para, tras la inspección pertinente, pueda estar en la grada con su inseparable compañero, «El Bombo de España», como dice él, para dirigir los cánticos de los casi 3.000 españoles que se esperan en el Luzhniki.